Ambivalencia y Destete

El camino al destete está plagado de emociones ambivalentes: por momentos mucho hartazgo y necesidad de dejar de amamantar ya mismo, por otros culpa por sentir que “le estamos sacando algo que le encanta”. Cuando los primeros momentos de la lactancia fueron muy complejos esto también puede generar más angustia al pensar en el destete “por todo lo que costó establecer esta lactancia, todo lo luchado por conseguirlo”.
Algunas veces aparece cierta “envidia” o “celos” porque con otras personas nuestro hijes se vincula con juegos más ricos, otras formas de dormir, sin interferencia de la teta.
También surgen dudas: ¿le estaré haciendo mal? melancolía e incluso una sensación de duelo, porque aunque sentimos que lo necesitamos y lo queremos, se cierra una etapa muy significativa de nuestra maternidad.
.
.

Generalmente comenzamos el proceso con muchos temores, culpa e inseguridad, lo cual puede complicar al niñe quien percibe la ambivalencia e inseguridad de la madre y esto suele generar que pidan más insistentemente el pecho. Para poder ir aceptando el destete y resignar alguna toma los niños y niñas necesitan sentir seguridad y la convicción de la madre de que este es el mejor camino para ambos. Cuando hay seguridad, hay consistencia en la transmisión del límite y se sostienen los nuevos acuerdos. El niño o la niña saben que ese “límite” no tiene vuelta atrás y entonces estará más abierto a tomar nuevas experiencias y sustitutos.
Además de las emociones más conflictivas es importante conectar con todo el universo que se abre a partir del destete, cuando nos re encontramos desde otros lugares con nuestro hijo o hija. Placer, diversión, nuevos juegos se presentan.Mucho deseo por dejar de amamantar, por alimentar este vínculo ahora con nuevos juegos, nuevas formas de compartir y también mucha alegría por cada paso que vamos logrando.Conectar con este deseo es fundamental.

Lic. Carolina Mora.

Mail lic.carolinamora@gmail.com

El destete cómo límite

«No quiero amamantar más pero me da miedo hacerle daño a mi hijo si le niego la teta»
De esta forma empiezan muchas consultas cuando acompaño el destete.
Siempre las acompaño a preguntarse:
¿Qué le enseñamos a nuestros hijos e hijas cuando continuamos amamantando a pesar de no desearlo? Dar la teta con llanto, con bronca, con sensación de rechazo, con hastío, ¿Qué aporta al vínculo?
.

.
Hablamos de respeto, ¿es respetarse a una misma hacer algo que no queremos?
Decimos que la lactancia materna es parte de nuestra sexualidad y ponemos cuerpo y alma en ella, ¿no es un mensaje contradictorio no instalar el respeto por el propio cuerpo de la persona maternante?
.
.
No debemos olvidar que quien sostiene al niño y le presenta el mundo es otro ser humano (generalmente una mujer en el rol de madre).
Es fundamental corrernos del adultocentrismo sin caer en la «trampa del bebecentrismo».
No somos uno sin el otro, somos vínculo. No hay bienestar de bebé sin bienestar de mamá o quién le cuide.
Si ponemos el vínculo en el centro, cómo plantea @psinliguori surge el VINCULOCENTRISMO.
Pensar la crianza respetuosa de las necesidades tanto de la mamá como del niñx, ambas válidas. Por eso es importante habilitarnos a encarar un proceso de orden de tomas o destete progresivo, si tenemos está necesidad.
.
.
Negar la teta no es negar mamá. Pensar el destete cómo comunicación de un límite corporal es también entender que no es un ordenador del psiquismo y de los vínculos, permite trazar un borde, un límite, entre mis deseos y los ajenos, entre mi cuerpo y el de los otros, entre la ilusión y la realidad.
No temamos a decir no.
Al decir no, habilitamos muchos otros SI posibles.
.
.
¿Sienten que se jugó la dificultad de decir «no» a sus peques durante el destete?
Recuerdan que cuentan con mi taller de @criarentribu y mi cuento ❤️

Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com

La relación con el cuento

Muchas veces me preguntan si Teta Mamá es un libro para niñes. Yo siempre respondo lo mismo: es un cuento para la familia. Nació de la enorme necesidad de poner en palabras un proceso que habíamos vivido intensamente junto a mi hija mayor, su destete. Nació para acompañar este proceso, tanto a mamá como a niño/niña y familia.
Está pensado para leerlo a partir del año de nuestros peques y hasta que ambxs deseen.
.

.
Casi a diario me llegan comentarios de ustedes, que me cuentan cómo se relacionan sus hijos con el libro.
Esto para mí es una sorpresa cotidiana, porque como les digo, no sabía que impacto podía tener en los más chiquitos.
Muchas me cuentan que sus peques piden leerlo una y otra vez. Incluso me llegan videos como este, dónde son ellxs mismos quienes lo relatan. Y otros dónde me muestran que sus peques hasta intentan succionar la teta de los dibujos.
En otros casos, me cuentan que sus peques sólo quieren leer la primera parte. Y esto tiene sentido, es la parte conocida del proceso, dónde se encuentran con todo lo que la teta les da y lo que más añoran de ella.
Cada niño y cada niña se va relacionando con el proceso de destete a través cuento de modo distinto. Durante el proceso va cambiando la frecuencia con que piden leerlo, las partes que prefieren leer una y otra vez e incluso puede suceder en ciertas etapas que no quieran ni leerlo.
Todo eso está bien y son formas que tienen de expresar como se sienten con el proceso de destete o con la posibilidad de que la teta ya no esté.
.
.
¿Qué hacer entonces? Nunca forzarles a leerlo. Siempre les digo, déjenlo visible, a su alcance. Ellxs irán relacionandose con el cuento de forma autónoma y pidiendo qué necesitan de él.
¿Leer el libro hace que se de el destete? Claro que no. El destete sucedera cuando ambxs estén listos, a sus tiempos, en un proceso conjunto de acuerdos. Leerlo, ver las ilustraciones (por cierto maravillosas de @bellina) y escuchar su narración ayuda a expresar y elaborar emociones. Algunas familias lo leen mucho tiempo antes de pensar en destetar, por lo emotivo de su contenido, que honra la lactancia. Y otras lo siguen leyendo meses o años después del destete, para rememorar y agradecer.
.
.
¿Tienen el cuento? ¿Cómo se relacionaron con él? Contame!

Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com

Tel 1155641995

Destetar por salud de mamá

Me había preparado mucho para dar la teta, pero no todo es cómo se planifica.
Tomaste teta a libre demanda, en cualquier lugar. Disfruté mucho, muchísimo darte la teta así… Pero desde el inicio del embarazo mis médicos me habían advertido que sólo iba a poder dar la teta los 6 primeros meses. Mí enfermedad, un tumor cerebral, requiere de medicación que no es compatible con la lactancia. Pero ver tus ojos, tu boquita llena y tu panza calentita, me llevó a volver a consultar a mi doctora, y a tomar una decisión difícil: no iba a cortar tu lactancia a libre demanda hasta que tuvieras un año.

Y el tiempo pasa… Pasa rápido. A tus nueve meses con la vuelta al trabajo iniciamos la adaptación al jardín maternal. Iniciamos el proceso de destete, al principio iba dos veces a darte la teta, luego una, hasta que ya no la necesitaste. Las tomas comenzaron a ser a libre demanda pero sólo a partir de la tarde. Era nuestro reencuentro después del jardín. Hasta que un día tampoco quisiste la teta al regresar, y las tomas quedaron para la noche en la cama…

A tus 11 meses el tumor había crecido y ya no podía seguir sin medicación. Si bien lo supe desde el principio, siempre tuve la ilusión de que vos me destetarías a mí, no quería ser quien tomara la decisión. La culpa, ¿cómo iba a sacarte eso que disfrutabas tanto y que nos había costado tanto trabajo conseguir? Lloré mucho.

Junto con tu papá tomamos la decisión de esperar a estar de vacaciones, los 3, dispuestos de cuerpo entero a cerrar una etapa que nadie quería cerrar. Y con ayuda, a tus 13 meses lo conseguimos. Dejé de ofrecerte la teta y a colocar mí leche en tu vacito. Las primeras noches y siestas fueron muy duras. Sentir tus manos en mis pechos, ver tus ojos con lágrimas y abrazarte, siempre explicando que ya no podía seguir más, que yo también me moría de ganas, que mis tetas estaban llenas de leche y mí alma destrozada. Ambos necesitamos mucho de los brazos de papá. Y lo logramos… Pasaron 5 días sin teta y yo no recordaba la última vez que te había dado, sabía que había sido de madrugada… Salimos a caminar junto al mar y cuando volvimos nos acostamos los tres a dormir la siesta, cuando nos despertamos te abracé y te pregunté si querías tomar por última vez la teta y despedirnos. Eran 14:45hs del 10 de febrero, te miré y mí corazón latió muy fuerte, saqué la última foto. Chau teta.

Las horas y los días siguientes pasaron sin sobresaltos. Hay momentos en los que necesitás acariciar mis tetas y ellas están ahí, disponibles para nuestro duelo. Te despertás de madrugada para recostarte sobre mis pechos, y me siento muy feliz, porque puedo abrazarte y dormir. Poco a poco la producción de leche va bajando, estoy tomando la medicación y sacando leche de a poco para no sentir dolor.

Nos encontramos entre abrazos y canciones, con nuestros cuentos, juegos y rutinas pero sin la teta.
Te amo y amé darte la teta.-

¿Si Desteto después del año debo dar leche de vaca?

“SI DESTETO A MI HIJX LE FALTARA CALCIO?!”

El yogur, el queso, leche de vaca. Que lío! Que le doy? Cuánto?

Y por qué nadie se preocupa por “DONDE CONSIGO SELENIO?!” “QUE LE DOY PARA QUE NO LE FALTE ZINC?!”

Como dijimos: una dieta saludable, completa y variada alcanza para tener todos los nutrientes que nuestrxs hijxs necesitan.

Pero bueno, hoy nos preocupa el calcio, así que vamos a por el!

Cuánto calcio necesita mi hijx a partir de los 12 meses si ya no recibe leche materna?

Se habla de 2-3 raciones de lácteos por día después del año!

Y que es UNA ración de lácteos?!

Sin repetir y sin soplar:

– 1 taza de leche de vaca entera (no fórmulas de continuación ni leches descremadas!)

– 5 cucharaditas de leche en polvo

– 50 gr de queso fresco

– 3 fetas de queso de máquina

– 90 gr de ricota

– 6 cucharadas de queso untable

– 30 gr de parmesano o muzarella

– 40 gr de cheddar

– 3 cucharaditas de queso de rallar

Pero y si en casa tenemos una dieta vegana o no queremos consumir lácteos?

Esta perfecto! Es posible! Pero SIEMPRE consulta con tu pediatra y un nutricionista para que los asesore bien !

Pero una porción de lácteos en ese caso se reemplazaría con :

– 1 cucharada y media de pasta de sesamo

– 25 gr de semillas de sesamo procesadas

– 17 gr de semillas de amapola procesada

– 6 cucharadas de semillas de chia procesadas

– 100 gr nueces procesadas

– 1/2 taza de Almendras procesadas

– Avena fortificada cocida

– Hummus de porotos blancos

– 1 taza de repollitos de Bruselas

A medida que pasan los años los niños requieren más cantidad de calcio en sus dietas.

Es importante aclarar que con una dieta completa, saludable y variada luego del año todos los micronutrientes están incluidos.

Pero ojo! Esto también incluye no dar leche de más!

Por qué ?!

Porque de esta forma nuestro hijx ocupa espacio en su panza que le saca lugar a otros alimentos que también necesita!

Si tu hijo está tomando 1 litro de leche: ese medio litro que le sobra le está sacando lugar a otros alimentos saludables y por ende a otros nutrientes que SI necesita!

A comer completo, variado y saludable!
No seamos fans de la leche! Hay un mundo de colores y sabores esperándonos! ❤️

Dra. Jimena Le Bellota
Pediatra

Destete

Perseverancia
Deseo
Convicción

Para el destete se necesitan las mismas cosas que para establecer la lactancia. Porque el destete es parte de la lactancia. Es por eso que muchas veces cuánto más costo establecerla, más cuesta el destete.
.
.

Muchas veces alguna de estas cosas no está. Muchas veces la mujer lo desea pero no está convencida, siente que su hijo no está listo o siente que ella no lo está, por ende el destete no se da.
Muchas veces la mujer lo desea y está convencida, pero no puede sostener el proceso. Se le hace difícil perseverar en ofrecer alternativas, se le hace imposible tolerar la frustración de su hijo o hija.
.
.
Está bien, tal vez no sea aún su momento.
Ahora sí sentís que lo deseas, no sabes el modo de encontrar la convicción para sostener el proceso o bien te cuesta la perseverancia, es importante trabajar en una consulta sobre tus emociones.
Cómo siempre les digo, el destete (cómo otros aspectos de la crianza) no se trata de fórmulas ni de tips. Se trata de bucear en nuestro interior, de ser honestas con nuestras posibilidades y realidades, de bancarnos el deseo de destetar (o el no deseo de amamantar) y trabajar en nuestros recursos emocionales.
Un destete respetuoso se basa en la honestidad, en aceptarnos con nuestras posibilidades y en hacernos responsables, no culpables.
.
.
¿Les costó establecer la lactancia? ¿y el destete?

Les dejo link para comprar el taller, es 100% online y se puede ver las veces que quieras y a tu ritmo

https://www.criarentribu.com/talleres/detalle/16

Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com

El destete cómo oportunidad

Hace dos años si me lo contaban no me lo creía.
Tener la posibilidad de leerle a mi hijo un cuento que escribí yo me genera emocioneses difíciles de explicar.
Teta, mamá broto del amor de una madre en duelo.
Tras un destete largo y muy paulatino, que duró más de 6 meses, surgió este texto como elaboración y cierre de una etapa intensa. Claro, mi Catalina también hizo su propio duelo. Ella no escribió obviamente, se dedicó a jugar cada día con sus queridas tetas. Las lleno de besos y mimos y las saludo míl veces. .
.
El es difícil, es un trabajo y es un duelo pero también es una OPORTUNIDAD.
Es un momento para crecer en el vínculo amoroso, para pasar a otra instancia, con la seguridad de que podemos dar mucho más.
Una oportunidad para re encontrarnos como mujeres con nuestro deseo desde nuevos lugares, tanto respecto a nuestro cuerpo erógeno como a otros proyectos de la vida. .

.
El destete por elección materna, a conciencia, es también un proceso de poder. Hay que tener la misma convicción que cuando iniciamos la lactancia. Hay que estar segura de que podemos y confiar en que nuestro hijo o hija podrá tomar las nuevas propuestas vinculares.
Si tenemos pareja de crianza, el Destete es una oportunidad para que transformen también su vínculo (si aún no lo había hecho). .
.
Miren si no será una oportunidad que en mi caso me dejó la experiencia de escribir y ver publicado mi primer libro! .
.
¿Alguna más vivió el destete como oportunidad? ¿Están en el proceso de destete?
Tienen el taller de Destete que arme para @criarentribu

Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com

Destete nocturno

Son muchas las mujeres que me consultan por el destete nocturno. Llegan agotadas, visiblemente cansadas y agobiadas por la demanda de sus pequeños durante la noche. También recibido en la consulta a papás ojerosos y preocupados por el patrón de sueño de sus hijos/hijas. La mayoría de ellos con mucha intención de implicarse en la noche para aliviar la carga de las mujeres, pero sin saber cómo hacerlo.
.
.

Cuando llega una familia para recibir orientación en el proceso de destete nocturno, lo primero que indagó es en cómo llegaron a esta decisión, qué soluciones intentaron previamente y cuan convencidos están de encarar el proceso.
En este punto me detengo muchísimo siempre en las consultas de destete: la convicción de por qué estamos tomando esa decisión y la confianza de que es lo mejor para la familia es clave para llevar adelante y sostener el proceso.
.
.
La noche y su oscuridad como especie nos representa el peligro, es por ello que los bebes/niños y niñas requieren la compañía de sus figuras de apego para conciliar (y a veces también sostener) el sueño. La teta es la herramienta más a mano para ofrecer regulación y relajación, funciona como inductora al sueño.
Cuando encaramos un destete nocturno nos proponemos acompañar a nuestro hijo o hija en el apredizaje de otras formas de conciliar el sueño.
.
.
Es fundamental detenernos a analizar y planificar un nuevo ritual de sueño, en el cual la teta deje de ser la protagonista.
El ritual comienza mucho antes de dormir, bajando las revoluciones de la casa. Puede incluir un momento de disfrute relajado, juego tranquilo en penumbras, el relato de cuentos o canciones.
Durante el proceso es fundamental anticiparle que es lo que pasará poner en palabras nuestras emociones y validar las suyas.
En este proceso pueden participar tanto mamá como papá, cada uno con un rol acordado. Conviene ser flexibles y tener una mirada atenta para identificar que ayuda a qué nuestro peque se relaje.
La mayoría de las veces, aceptan dejar ir a la teta, pero siguen necesitando el sostén de mamá.
Este es uno de los temas que abordo en el taller de @criarentribu.
.
.
¿Intentaron el destete nocturno?

Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com

Lactancia en Tándem y destete en el embarazo

¿Se puede amamantar durante el embarazo? La recomendación general es que se puede mantener la lactancia siempre que el embarazo no sea de riesgo ni este atravesando complicaciones: es decir mientras no exista amenaza de parto prematuro o perdidas. Es importante hables con tu médico sobre los riesgos de continuar la lactancia.
.
.
Muchas deciden iniciar un destete. O bien porque quieren «tomar un descanso» entre una lactancia y la próxima, porque no se imaginan amamantando dos niños a la vez o porque simplemente comienzan a sentir agitación o rechazo al dar de mamar al mayor. Todas estas razones (y otras más) son válidas. Para otras mujeres la lactancia en durante el embarazo y en tándem puede ser vivida con mucho placer.
Es fundamental que la sea la mujer quien decida si continuar o no la lactancia.
.
.Muchas mujeres sienten culpa al destetar al mayor, porque saben que llegara (o acaba de llegar) un bebé a «desplazar» su lugar.
Si bien la lactancia en tándem es posible suele estar idealizada (al igual que la lactancia y la maternidad en general). Dar la teta a dos, con distintas edades y requerimientos, puede ser sumamente agotador.
Si se desea continuar la lactancia es importante saber que muchos niñes al llegar el nuevo bebé redoblan la demanda.
Está situación puede ser muy caótica si no se implementa algún tipo de regulación y requiere mucho apoyo de la red. Hacer turnos y proponer momentos del día al mayor.
.
.
En caso de iniciar el destete es conveniente trabajar en la convicción y buscar apoyo en las redes y la pareja. Si bien se intenta que sea progresivo muchas veces las mujeres sienten «urgencia» por avanzar. Si experimenta mucha incomodidad además de quitar tomas y «ordenar» es conveniente reducir el tiempo de las mismas.
Contar con mucho apoyo porque mamá no va a poder estar tan disponible para el acompañamiento y consuelo. Si ver mamar al bebé genera mucha angustia, conviene proponer alguna actividad al mayor para que esté ocupado en esos momentos. Hablarle mucho y contarle que el también tuvo su teta exclusiva. Saber que al destete se solapan las emociones propias de la llegada del bebé a la familia.
.
.
¿Vivieron la experiencia?Lic. Carolina MoraMail lic.carolinamora@gmail.com

El Destete es un trabajo

Muchas mujeres me consultan muy agotadas de la lactancia.
Necesitan que su pequeño demandé menos teta, se sienten agobiadas y cansadas de «poner el cuerpo». Ven en el destete la llave para su independencia. Ansían que esto ocurra. .
.

«El destete, al igual que la lactancia, es un trabajo». Esta es una de las primeras frases que les digo en las consultas.
La mayoría asiente y se asombra, diciendome que nunca lo pensaron así. .
.
Si. El destete lleva trabajo. Implica tiempo, mucha presencia y creatividad. Implica decisión y convicción, perseverancia y coherencia en las acciones. Es importante tener en claro el objetivo. Diría que tendremos que poner la misma energía, la misma «garra» que destinamos a establecer la lactancia. .
.
El destete implica seguir poniendo el cuerpo, ya no con las tetas como protagonistas, sino de cuerpo entero. Implica sostener, acompañar, ofrecer alternativas y mucha muchísima creatividad.
Muchas veces destinaremos más tiempo a actividades que se solucionaban rápidamente con teta: más tiempo para dormir, más para consolar, más para divertirnos juntos….
.
.
El destete implica trabajo, ¡Para que negarlo!
También implica encontrarnos desde otro lugar con nuestro hijo o hija, implica confianza, implica logro, crecimZiento, disfrute y nueva autonomía ganada…
.
.
¿Te costó trabajo o te está costando trabajo destetar?
Les recuerdo que cuentan con el taller de Destete online que arme para @criarentribu
#destete #desteterespetuoso #tetamamadestete #maternidad #paternidad #crianza

Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com