¿Cómo hablar de situaciones de violencia con niñxs?

Hace unos días fuimos a un bar en familia. Mientras nos atendía un joven, mi hijo más chico le pregunto por qué le faltaba un brazo.
Nos contó que fue agredido por otros jóvenes que en lo que él llamo «un ajuste de cuentas» lo tiraron del tren.
Inevitablemente se me vino a la mente la historia de Fernando y sentí tantas cosas: tristeza, indignación, bronca.
.
.
Ese día el más chiquito no presto mucha atención, pero lo hija mayor me preguntó qué era «ajuste de cuentas». Decidí tomar está situación para abrir el diálogo sobre este tema, aunque sea doloroso. En mi casa no se ve tele, no están expuestos a las noticias. Pero a la vez, teniendo ya 9 años, voy sintiendo que es momento de que tengan noción de ciertas realidades, en palabras acordes y cuidadas.
.
.
Con su papá le explicamos que a veces se dice así cuando dos o más personas tienen un problema, una discusión por ejemplo y en vez de hablarlo, se pasa a la violencia. Y se abusa de esa violencia atacando a la otra persona, que está en situación de desventaja para poder defenderse.
Aprovechamos para hablar sobre qué puede hacer ella si presencia una situación de violencia: gritar e ir por ayuda y «también puedo llamar a la policía cuando tenga un celular mamá» nos dijo ella. Hablamos de la importancia de resolver las situaciones de conflicto y gestionar el enojo desde el diálogo, y de saber que siempre puede irse de un lugar si se siente incómoda o en peligro.
.
.
Es triste tener que explicarle esto a nuestros hijes, pero es urgente que empecemos a hablar de estos temas.
El juicio a los asesinos de Fernando nos removió muchisimo como sociedad y en lo individual. Con mi pareja nos llevó a recordar las veces que fuimos testigos de situaciones de violencia a la salida de bares y boliches, lo habituados que estábamos a ver varones peleando (porque claro, el patriarcado les enseña que «son más fuertes y deben resolver a las piñas» y eso los hace más deseables, prototipo de Gastón en la Bella y la Bestia).
Tambien tenemos que hablar del racismo y del tinte de odio de clase que conlleva la muerte de Fernando.
.
.
En su casa ¿Surgió el tema? ¿Les impactó su historia?

Mitos sobre hijos únicos

Seguro que si tenés un solo hije te dijeron alguno de estos mitos:

«Son más egoístas y menos empáticos»
❌La empatía y la capacidad de compartir y tener sensibilidad por los otros no depende de tener hermanos. Se aprende en contactos sociales, sobre todo en el vínculo con nuestros cuidadores primarios. Si experimentos empatía y generosidad, es más probable que lo repliquemos.
.
.
«Se aburren más fácilmente y sufren al no tener hermanes»
❌Por empezar aburrirse no tiene nada de malo. Nos permite encontrar formas creativas de disfrutar y auto regularnos. Si ofrecemos espacios de compartir con pares (amistades, primos/primas, etc) entonces pueden vivenciar la misma capacidad de juego y disfrute.
.
.
«Cargarán en soledad con el cuidado de sus ma/padres en la vejez»
❌Tener hermanes no es garantía de cuidados compartidos. ¿Cuántas veces son varios y el cuidado recae en las hermanas mujeres? ¿Cuántas veces hay conflictos entre hermanes por este motivo?
.
.
«Son más caprichosos porque se les da todo por ser únicos»
❌Es imposible darle «todo» a alguien, siempre algo generará frustración. Los caprichos o desbordes emocionales son parte del desarrollo y no dependen de la cantidad de hermanes. Además, todos los hijos son únicos y especiales, tengan o no tengan hermanos.
.
.
«Crecen con demasiada carga y les hace daño las expectativas de sus ma/padres»
❌Cómo ma/padres es imposible no tener expectativas sobre nuestros hijes, sea uno solo o varios. ¿Cuántas familias multitudinarias conocen que han ejercido mucha presión sobre todos sus hijos?
.
.
Y vos: ¿Qué otros mitos escuchaste?

Mandatos de belleza e infancias


Hace poquito participe de un taller de Corporalidades desde una perspectiva transfeminista.
En es espacio pusimos en común nuestros complejos en relación a nuestra apariencia y nuestros cuerpos: demasiado flacas, demasiado gordas, demasiado enrruladas, narices demasiado grandes o torcidas, muchas o pocas tetas… En fin. Cada una de las presentes teníamos vergüenza con algún rasgo o característica.
Nos salíamos del canon de belleza hegemónica que nos imponen desde niñas, los medios de comunicación, la familia, los varones y el patriarcado internalizado por nosotras mismas.
.
.
¿Tantas mujeres y personas trans/no binaries somos inadecuadas e inseguras ? O más bien ¿es el mismo sistema capitalista, hegemónico, capacitista, heternormativo y gordeodiante el que nos impone el malestar?
.
.
Hoy mi hija me preguntó si estaba linda. En estos últimos meses la noto más preocupada y atenta a su aspecto, en especial en relación a su pelo. Lo acomoda, lo peina, se observa en el espejo. Más allá de que es esperable por su edad (está pronta a cumplir 9 años) algo de esto me generaba incomodidad. Y es que antes la veía tan libre y espontánea, sin importarle cómo la veian los demás, que me apena que vaya perdiendolo.
¿Sus hijos varones cis también se preguntan por su belleza?
.
.
Me apena que empiece a pensar que debe «arreglarse» para ser linda, cuando toda ella es linda solo por el hecho de existir, estar sana y poder disfrutar.
Quisiera que sepa que su cuerpo es increíble así como es, solo por permitirle vivir y sentir.
Me gustaría que elija qué vestir y qué no, solamente en función a su propio deseo.
Siempre le digo que no hay que hacer comentarios sobre la apariencia de otras personas. Pero ¿Y si ella me lo pide?
En fin… Está creciendo. Están creciendo.
.
.
Ustedes ¿Recuerdan cuando empezaron a preocuparse por su imagen?

Mamá ¿Estoy linda?


Hace poquito participe de un taller de Corporalidades desde una perspectiva transfeminista.
En es espacio pusimos en común nuestros complejos en relación a nuestra apariencia y nuestros cuerpos: demasiado flacas, demasiado gordas, demasiado enrruladas, narices demasiado grandes o torcidas, muchas o pocas tetas… En fin. Cada una de las presentes teníamos vergüenza con algún rasgo o característica.
Nos salíamos del canon de belleza hegemónica que nos imponen desde niñas, los medios de comunicación, la familia, los varones y el patriarcado internalizado por nosotras mismas.
.
.
¿Tantas mujeres y personas trans/no binaries somos inadecuadas e inseguras ? O más bien ¿es el mismo sistema capitalista, hegemónico, capacitista, heternormativo y gordeodiante el que nos impone el malestar?
.
.
Hoy mi hija me preguntó si estaba linda. En estos últimos meses la noto más preocupada y atenta a su aspecto, en especial en relación a su pelo. Lo acomoda, lo peina, se observa en el espejo. Más allá de que es esperable por su edad (está pronta a cumplir 9 años) algo de esto me generaba incomodidad. Y es que antes la veía tan libre y espontánea, sin importarle cómo la veian los demás, que me apena que vaya perdiendolo.
¿Sus hijos varones cis también se preguntan por su belleza?
.
.
Me apena que empiece a pensar que debe «arreglarse» para ser linda, cuando toda ella es linda solo por el hecho de existir, estar sana y poder disfrutar.
Quisiera que sepa que su cuerpo es increíble así como es, solo por permitirle vivir y sentir.
Me gustaría que elija qué vestir y qué no, solamente en función a su propio deseo.
Siempre le digo que no hay que hacer comentarios sobre la apariencia de otras personas. Pero ¿Y si ella me lo pide?
En fin… Está creciendo. Están creciendo.
.
.
Ustedes ¿Recuerdan cuando empezaron a preocuparse por su imagen?

«A otro lugar»

Emocionada les cuento que acabamos de dar vida a una nueva historia «A otro lugar: un cuento para acompañar el proceso de migración», editado por @editorialelateneo e ilustrado por @marianacalifano.ilustraciones.
Este nuevo cuento es el primero de una colección que se viene, pensada para acompañar situaciones complejas que viven las infancias «Más grandes».
.
.
Narrado cómo siempre desde la perspectiva de la infancia, en primera persona, sus personajes nos cuentan como es el proceso de mudarse «A otro lugar» (sea otro país o el interior).
Es un cuento que aborda desde la comunicación de la noticia hasta la llegada al nuevo lugar, habilitando nombrar todas las emociones: la alegría, la aventura, las despedidas, el duelo y la construcción de un nuevo hogar. También está pensado para explicar el proceso de migración de familiares y amistades.
.
.
El cuento además tiene el plus de estar lleno de recursos concretos para que las familias pongan en práctica con las niñeces y cuenta además con un apartado de orientación en crianza. Y lo novedoso: un espacio para que cada niño o niña se apropie de la historia y dibuje/escriba y pegue stikers permitiéndole elaborar la experiencia.
😊El cuento está pensado para infancias de 3 años en adelante, pero si son más pequeños las familias pueden adaptarlo para tomar recursos y usar el recurso de soporte visual.
❓Nos sirve si ya migramos? CLARO! aunque ya hayan vivido la experiencia el cuento sirve para elaborar lo acontecido y sentirse reflejado/a en la vivencia del personaje.
.
.
Cómo siempre, mis historias incluyen la diversidad 💪

.
.
Espero que este cuento acompañe a muchas familias, viaje con ustedes y también sea un recurso para profesionales y docentes que acompañan familias migrantes.

Pedirlo en tu librería amiga o en Yenny El Ateneo

El juego cuando crecen

Hace unos días fuimos a la plaza con mi hija mayor (tiene casi 8).
Cómo muchas veces pasa, la invitó a jugar un vecinito de su edad.
Ella siempre ama jugar con todo el mundo, es la típica que ve une niñe de su edad y se le acerca.
Está vez digo NO.

.
.
Mi cara de sorpresa fue notoria.
Ahí mismo me quede pensando, que ya está más grande.
A pesar se que sus más amigos son varones, está llegando a esa edad en la que ya no juegan con cualquier niñe.
Esa edad en la que de chica a mí me empezaba a dar vergüenza o incomodar jugar con niñes que no conocía.
Esa edad en la que empiezan a ser más fuertes los grupos de pertenencia, que son más conscientes de la mirada ajena.
Muchas veces, empiezan a dividirse los juegos: «las nenas con las nenas, los nenes con los nenes» se decía en mi época. Todo esto además fomentado por un sistema educativo que a pesar de la ESI sigue sosteniendo la división por géneros (para filas, para equipos, etc).
.
.
Que desafío hija respetarte en tus sentimientos y sensaciones y cerrar la boca ante mis ganas de que puedas jugar libremente, sin condiciones de género.
Que desafío acompañar las preguntas que empiezan a aparecer, tratar de criar de modo que respetes las diferencias de los demás como aspectos que enrriquecen.
Acá estoy, aprendiendo a ser mamá de una niña casi pre puber.
Entendiendo que habrá días y días, unos en los que te olvidas de todo y jugas como niña y otros en los que estarás más introvertida en tus procesos.
No hay libros de estas etapas, casi no hay mamás bloggeras que hablen de esto.
.
.
¿Les da miedo esta nueva etapa que se viene?

Las etapas de la crianza

Hay etapas de la crianza que cuestan más y nadie lo dice.
Y no es para todas las personas que criamos igual.
El primer tiempo de bebés se identifica como el más complicado popularmente:
«Porque no dormís más»
«Porque lloran mucho»
«Porque todo es nuevo»
¿Y después?
.
.
A mí por ejemplo reconozco que me cuesta mucho más la edad actual de mi hijo.
Mas llegando a los dos años y medio, cuando aparece la auto afirmación, es todo «¡No quiero!»; «¡Quiero más!»
Cuando le veo en ese minuto exacto en que empieza a pudrirse todo y se que no habrá retorno: el huracán ya se desató.
Me agota: escucharle llorar y quejarse. Gritarme. Tirarse al piso (por suerte no pasa todos los días con esa intensidad).
.
.
En cambio, cuando eran bebés, senti que todo fluía más.
Si algo iba mal (pues claramente no siempre eran días o noches fáciles) tenía el upa y la teta para aplacar cualquier incómodidad o reclamo.
Mis bebés eran más fáciles de trasladar y acompañarme a todos lados. Hacían menos ruido y menos reclamos.
Yo sentía que tenía más el control de la situación.
.
.
Despues de los 4 y medio de mi hija mayor sentí que todo fue más calmo de nuevo.
Me di cuenta que podíamos jugar más y consensuar más. Era muy ocurrente charlar y eso alcanzaba para pasarla bien.
Ahora que tiene 8, la disfruto mucho. Lo que menos me gusta de esta edad es la tarea de la escuela y que con mucha frecuencia se que de que «se aburre».
¿Cómo será después? Ya les contaré. Por ahora no tengo idea.
.
.
A ustedes ¿Les cuesta la etapa que están viviendo? ¿O cuál les costó más?

«Me juzgan por elegir la escolaridad jornada completa»

Por empezar, sepamos que desde el el día que somos madres, vamos a estar bajo la mirada pública y muchas personas van a opinar sobre lo que decidimos (a los padres no se les juzga).
⚠️Ahora bien, que una infancia vaya a jornada simple o jornada completa no nos dice nada acerca de la cualidad de su crianza y, mucho menos, del vínculo que tiene con su familia.
.
.
¿Es mejor jornada simple o completa? ¿Le va a hacer mal ir a jornada completa?
La persona que les contesté esto por redes, sin conocer su contexto ni las características de sus hijes no es confiable.
Cada familia debe evaluar que decide y que PUEDE hacer al respecto.
A muchas personas les encanta su trabajar, otras no pueden elegir. En un contexto dónde la mayoría de los trabajos implican jornadas de 8hs o más es bastante lógico que las instituciones ofrezcan la jornada completa y las familias la elijan.
Se suma que veces no hay abuelas disponibles o bien, ellas también deben seguir en trabajos remunerados.
⚠️Las tareas de cuidado estan feminizadas, sepamos que es un trabajo no pago.
.
.
¿Nos pusimos a pensar que les podemos ofrecer si no van a jornada completa? En muchos casos varias horas de pantalla o cuidadores y rutinas inestables.
En muchos casos contar con una institución en la que interactúa con pares, con materiales adecuados para su etapa evolutiva y además con figuras constantes de apego, es una gran decisión.
Por otro lado, hay niñeces que tienen muchísima necesidad de interacción con pares e incluso con otros adultos, a quienes la jornada simple, literalmente «les queda corta». Salen del cole con ganas de quedarse más tiempo o de seguir viendo amistades. Obviamente que esto aparece más allá del año y medio o dos años, antes es más esperable que disfruten más estar en casa y relacionarse solo con sus cuidadores primarios.
.
.
Menos juicios y más amor ❤️
¿Que eligieron ustedes? ¿Lo están pensando?

«Mamá, papá, ¿Qué es la dictadura?»

Una tarde estábamos caminando por una plaza y mi hija me preguntó, señalando los pañuelos bancos: «¿Qué es eso?»
.
.
¿Cómo se le explica a una niña el horror de la dictadura? ¿Cómo le digo qué es una persona desaparecida?
Me salió decirle así:
«Son pañuelitos blancos. Representan la lucha de las madres de Plaza de Mayo. Hace muchos años, habia un gobierno elegido por el pueblo. Pero un grupo de gente poderosa sacó al presidente y armo una dictadura. Entonces empezaron a perseguir, secuestrar y atrapar a las personas que pensaban distinto a ellos».
Mi hija iba abriendo grandes los ojos.
«Las madres de esas personas que secuestraban y desaparecían se unieron y empezaron a ir a la Plaza de Mayo a reclamar que aparezcan con vida sus hijos, hijas, nietas y nietos. Cómo no podían protestar y estaba prohibido reunirse, caminaban en círculo, en silencio, por horas, con un pañuelo blanco en la cabeza».
.
.
Mi hija miro el pañuelo y me preguntó:
«¿Y volvieron a encontrarse con su familia?; ¿Los malos los devolvieron a sus casas?».
Hice un silencio y pensé, me dolía que mi hija conozca qué es la impunidad.
«Algunas personas fueron encontradas con vida, o pudieron escapar. De otras no se supo más nada. Muchos bebés crecieron y que son nietos de esas abuelas, con los años se fueron recuperando,  volvieron a sus casas y conocieron su verdadera identidad . Algunas abuelas siguen buscando a sus nietos y nietas. Muchos de esos nietos y nietas hoy ayudan a las abuelas a luchar.
Todas las personas somos guardianas de la memoria, queremos recordar esto para que no se vuelva a repetir.
.
.
«Yo no me voy a olvidar nunca mamá» me dijo.
Y después nos pusimos a escuchar la canción «Pañuelito blanco» de @canticuenticos, el libro es ilustrado por @estrellita.caracol y la imagen de este post es de ella también.
.
.
¿Ya hablaron de este día en casa?

El primer beso

«Estábamos con unos amigos, los más chicos mirando una peli en el cuarto. Cuando entro me encuentro a dos dándose un beso. Solo me salió retarles. Tienen 9 años».
.
.
A los 9/10/11 años hablamos de una pubertad inminente. Empiezan algunos cambios en el cuerpo y en la psiquis. Es una etapa dónde cambian los juegos, ya no se divierten del mismo modo. Buscan explorar más corporalmente, tienen a agruparse en «pandillas» y también dialogan mucho más con sus pares que con los adultos.
En muchos aparece más curiosidad por lo sexual e incluso suelen estar más expuestos a redes sociales, contenido de internet, películas donde se aborda la temática de los besos o el gustarse.
.
.
¿Podemos evitar estás situaciones? ¿Es esperable que intenten explorar? ¿Nosotros recordamos nuestros primeros besos o acercamientos en esas edades? Cuando circulaban las cartitas de «¿Querés ser mi novio/a?»


❓¿Qué podemos hacer ante esa situación? ¿Cómo podemos reaccionar sin sancionar o generar vergüenza/culpa?
Puede que nos genere incomodidad, y como nos han transmitido la sexualidad como algo tabú, no sepamos como reaccionar, y lo primero que nos puede salir es el reto, o el impacto.
Pero recordemos que es algo que no podremos evitar (ni habría por qué evitar ya que es parte de su desarrollo).
Y no queremos transmitirle que lo que hacen «esta mal».
Entonces ante estas situaciones que nos irrumpen, respiremos para manejar nuestra primera emoción, y poder crear un espacio de confianza, abriéndonos al diálogo.
.
.
Y aprovechemos para hablar del CONSENTIMIENTO, y que si alguna vez alguien les hiciese algo que no les gustara, que puedan decir NO‼ o pedir ayuda , aunque esa persona sea de confianza.
Lo mismo explicarles que deben respetar a las demás personas, que siempre un beso, un abrazo, debe ser producto de las ganas y el consenso de ambas partes.
⚠️Cuidado con fomentar como adultos la hipersexualizacion de la infancia estimulando e insistiendo con «¿Quien te gusta?; ¿Ya tenés novio/a?»
💪Les recomiendo el curso de ESI de @sexologia.actual
.
.
¿Vivieron una situación similar en casa?