Camino al destete

Está lleno de libros para acompañar el inicio de las lactancias pero: ¿Y el destete? Parecía un sueño hace 9 años, cuando daba mis primeros talleres de destete.
Parecía imposible, mientras escribía en esta red social estos textos, pensar que algún día podría volcar mis saber en un libro.
.


.
Parecía, pero no. Primero llegó «Teta, mamá» un cuento para infancias, ahora de la mano de @abrazandocuentos
Ahora acabo de parir mi primer libro para familias, dirigido a personas adultas, orgullosamente acompañada por @anawajszczuk @planetadelibrosar.
Ya pueden encontrar mi nuevo libro en todas las librerías, plataformas E BOOk y en mercado libre.
Está pensado para acompañar el proceso de destete y de dejar chupete y mamadera, de manera integral, en todas sus formas y para todas las edades.
Es un libro que le va a servir tanto a familias como a profesionales de la salud (pueris, pediatras, obstetras) y la educación.
.
.
❤️Orgullosa por el contenido con evidencia científica, interseccionalidad y perspectiva de géneros.
Es un libro en el que todas las mujeres y personas que amamantan se verán reflejadas, en sus configuraciones familiares y en sus realidades.
.
.
Un libro que se gesto en Pandemia.
Un libro que habla de libertad, respeto, de feminismo, de culpa materna, de miedos, ambivalencias, de mandatos y diversidad.
Un libro en el que me acompañan las voces de muchas profesionales de la salud @dra.carlaorsinipediatra
@jtfonoaudiologia @paternando.ok @sexologia.actual @mamapartera @vbarreyro @abogadaydoula @oroblancolactancia @carinacastrofumeronp
¡Gracias a todas las personas y familias que aportaron su relato de destete! Son el ❤️ del libro.
Gracias @psinliguori por tu lectura atenta
.
.
Es un libro de vanguardia, no existe nada igual en nuestro país sobre lactancias. ¡Y se la jugaron para que quede precioso!
➡️Desliza para ver el índice!
.
.
💪💪A ustedes les pido: ¡Apoyen el libro! El primer mes de un lanzamiento es clave para su posicionamiento y re impresión. Mi deseo es que circule, que sea regalito del día de las maternidades, que sea material de consulta en jardines y en consultorios.

Mandatos de belleza e infancias


Hace poquito participe de un taller de Corporalidades desde una perspectiva transfeminista.
En es espacio pusimos en común nuestros complejos en relación a nuestra apariencia y nuestros cuerpos: demasiado flacas, demasiado gordas, demasiado enrruladas, narices demasiado grandes o torcidas, muchas o pocas tetas… En fin. Cada una de las presentes teníamos vergüenza con algún rasgo o característica.
Nos salíamos del canon de belleza hegemónica que nos imponen desde niñas, los medios de comunicación, la familia, los varones y el patriarcado internalizado por nosotras mismas.
.
.
¿Tantas mujeres y personas trans/no binaries somos inadecuadas e inseguras ? O más bien ¿es el mismo sistema capitalista, hegemónico, capacitista, heternormativo y gordeodiante el que nos impone el malestar?
.
.
Hoy mi hija me preguntó si estaba linda. En estos últimos meses la noto más preocupada y atenta a su aspecto, en especial en relación a su pelo. Lo acomoda, lo peina, se observa en el espejo. Más allá de que es esperable por su edad (está pronta a cumplir 9 años) algo de esto me generaba incomodidad. Y es que antes la veía tan libre y espontánea, sin importarle cómo la veian los demás, que me apena que vaya perdiendolo.
¿Sus hijos varones cis también se preguntan por su belleza?
.
.
Me apena que empiece a pensar que debe «arreglarse» para ser linda, cuando toda ella es linda solo por el hecho de existir, estar sana y poder disfrutar.
Quisiera que sepa que su cuerpo es increíble así como es, solo por permitirle vivir y sentir.
Me gustaría que elija qué vestir y qué no, solamente en función a su propio deseo.
Siempre le digo que no hay que hacer comentarios sobre la apariencia de otras personas. Pero ¿Y si ella me lo pide?
En fin… Está creciendo. Están creciendo.
.
.
Ustedes ¿Recuerdan cuando empezaron a preocuparse por su imagen?

Interrupciónes de embarazos

En todos los árboles familiares hay situaciones de duelos silenciados e incluso negados. Los abortos espontáneos, las interrupciones, las muertes gestacionales la mayoría de las veces son silenciosas y se mantienen ocultas. Sobre todo cuando se trata de una interrupción voluntaria el tabú se instala y opera el efecto del secreto.
En casi todos los árboles hubieron mujeres que decidieron abortar.
.
.
Hace unos días una paciente, luego de interrumpir su embarazo por decisión propia, se sentía angustiada.
Ella no entendía como aún pudiendo elegir con libertad no ser madre y habiendo decidido de forma voluntaria sentía eso.
Luego de algunos encuentros logramos entender juntas que lo que ella no deseaba era ser madre EN ESE MOMENTO de su vida, pero está interrupción, paradójicamente, la había contactado con su deseo de ser madre en un futuro.
Muchas veces un embarazo no intencional nos conecta con el deseo de convertirnos en ma/padres en el futuro.
Ella estaba viviendo un duelo, el de esa maternidad que no eligió y que ahora sí podía imaginar.

.
.
No siempre que se interrumpe un embarazo voluntariamente se inicia un duelo.
Muchas veces se vive con alivio.
Ahora es prioritario que las mujeres podamos estar acompañadas en la elección que tomemos y sostenidas para elaborar la experiencia, en el camino que decidamos.
Atravesar un aborto siempre implica una experiencia corporal y emocional intensa.
Es un evento que irrumpe en la vida.
Cada quien lo vive de forma singular, no se puede generalizar. Es importante que acompañemos sin juzgar. Saber que existen espacios de escucha, que muchas psicologas perinatales acompañamos el proceso, recibir una atención cálida, con información y enfoque de derechos es imprescindible 🙏

.
.
¿Sabes si hay abortos en tu árbol familiar?

Mamá ¿Estoy linda?


Hace poquito participe de un taller de Corporalidades desde una perspectiva transfeminista.
En es espacio pusimos en común nuestros complejos en relación a nuestra apariencia y nuestros cuerpos: demasiado flacas, demasiado gordas, demasiado enrruladas, narices demasiado grandes o torcidas, muchas o pocas tetas… En fin. Cada una de las presentes teníamos vergüenza con algún rasgo o característica.
Nos salíamos del canon de belleza hegemónica que nos imponen desde niñas, los medios de comunicación, la familia, los varones y el patriarcado internalizado por nosotras mismas.
.
.
¿Tantas mujeres y personas trans/no binaries somos inadecuadas e inseguras ? O más bien ¿es el mismo sistema capitalista, hegemónico, capacitista, heternormativo y gordeodiante el que nos impone el malestar?
.
.
Hoy mi hija me preguntó si estaba linda. En estos últimos meses la noto más preocupada y atenta a su aspecto, en especial en relación a su pelo. Lo acomoda, lo peina, se observa en el espejo. Más allá de que es esperable por su edad (está pronta a cumplir 9 años) algo de esto me generaba incomodidad. Y es que antes la veía tan libre y espontánea, sin importarle cómo la veian los demás, que me apena que vaya perdiendolo.
¿Sus hijos varones cis también se preguntan por su belleza?
.
.
Me apena que empiece a pensar que debe «arreglarse» para ser linda, cuando toda ella es linda solo por el hecho de existir, estar sana y poder disfrutar.
Quisiera que sepa que su cuerpo es increíble así como es, solo por permitirle vivir y sentir.
Me gustaría que elija qué vestir y qué no, solamente en función a su propio deseo.
Siempre le digo que no hay que hacer comentarios sobre la apariencia de otras personas. Pero ¿Y si ella me lo pide?
En fin… Está creciendo. Están creciendo.
.
.
Ustedes ¿Recuerdan cuando empezaron a preocuparse por su imagen?

Las madres también deseamos

Las mujeres madres también gozamos,
Si. También disfrutamos del orgasmo.
Nos gusta seducir y el juego de la conquista. Explorar nuestro cuerpo y el de otres. Fantaseamos y jugamos.
.
.
¿Cuántos años nos hicieron creer que la madre no disfruta del sex*?
Si, puede que haya etapas de la maternidad en las que la libido erótica este disminuida.
En el puerperio reciente (y no tanto), en etapas de la lactancia, si nos sentimos extrañas con nuestro cuerpo post embarazo, si dormimos muy mal o estamos muy agotadas…
Pero eso es muy distinto a abolir el deseo erótico de nuestros cuerpos.
Nada de esto se puede generalizar, todas lo vivimos distinto.


.
.
Freud hablaba de la división entre «la put@ y la madre».
Estaba normalizado que con la mujer que criaba a tus hijes, tenías sex* de forma rutinaria. Nada de explorar, experimentar cosas nuevas, usar juguetes, cumplir fantasías, ver películas…
Para todo eso, el varón tenía que buscarse otra. Una que no vea con ternura, que no sea «la madre de sus hijos».
⚠️ ¡Mentira!
Muchas incluso, creen ese cuento y les cuesta horrores el deseo después de la maternidad.
Se sienten inhibidas, extrañas, les cuesta hasta tocar su propio cuerpo.
.
.
Hoy en el día de la salud sexual
¡Rompamos ese mito por favor!
Las madres somos mujeres y las mujeres somos personas. No importa la forma de nuestro cuerpo, podemos desear y gozar.

¿Les costó reencontrarse con el deseo post embarazo?
Imagen: pink_bits

Una historia de adopción

Cuando decidimos con mi pareja ser ma/padres el camino fue costoso y tuvimos que recurrir a tratamientos de fertilidad. Transite la gestación llena de miedos y angustia, con un diagnóstico de trombofilia.
Cuando apareció el deseo de un segundo hije, lo idealizado del embarazo había caído y surgió la idea de la adopción con fuerza.
En octubre de 2018 tuvimos la entrevista y a partir de ahí, la sensación fue en cualquier momento nos llaman para integrar. Es increíble la incertidumbre en la que vivís, ya que no sabes, ni cuando, ni que: ¿Cama o cuna? ¿Niño o niña? ¿Mañana o la semana entrante?
Trabajar la ansiedad y aceptar que esa preparación previa que uno realiza del armado del cuarto, el bolso, o tener una fecha estimada de parto aquí no aplica. Tratas de que tu vida siga lo más normal posible con la sensación de que en cualquier momento recibís “esa llamada” tan deseada.
.
.

Sintiendo que ese otro ser existe y está en algún lado sin saber de vos. Te preguntas ¿cómo es? ¿Qué cosas vive ahora?
Porque la realidad es que su vida no comenzó cuando lo agarre en mis brazos, su vida viene de antes, viene con su caminito realizado y es todo un aprendizaje sentir y aceptar que ese pequeño ser tiene una vida previa a vos.
Y ¿Sino sentía amor al verlo? Toda esa espera y angustias mezcladas con una inmensa felicidad.
.
.
Cuando lo ví por primera vez a mi pequeñito, tenía 1 mes y 16 días, pesaba 2,400gr.
Lo agarré en mis brazos y era diminuto, ese segundo de olerlo sentí que era mío, y fue mío desde antes, que el universo nos junto, estábamos destinados.
Lo quería tener pegadito a mí. Me hubiera gustado prepararme para darle de mamar, mi cuerpo lo pedía (más tarde supe que se puede inducir la lactancia en adopción). Me puse en modo puérpera al pasar los días, lo tenía dentro del fular pegadito a mi piel. Existe el puerperio en adopción.
.
.
Nunca me detuve a pensar si se me parece o si tiene rasgos de otres, y la verdad no los busco. Él es diferente, tan diferente a mí, como mi hija biológica. Siento que lo pari, para mí el gestarlos es un segundo en comparación a maternarlos el resto de su vida …..
pero que peso le damos a la gestación!

La búsqueda de un hijo que no llega

Empezar a buscar. Ilusión.
«La mayoría consigue el embarazo dentro del primer año» dijo la ginecóloga.
«Yo quedé al mes» me contó una amiga.
Bajarse la app para calcular días fértiles.
Ver llegar esa mancha roja cada mes.
«Es pronto, tené paciencia».
Ver correr los meses en el calendario.
Seguir los consejos ajenos
«Pone las piernas para arriba».
Empezar a inquietarme.
.
.

Googlear.
«Si tenés menos de 34 años se recomienda consultar con fertilidad después de un año de búsqueda».
«Si tenés más de 34 años se debe consultar luego de los 6 meses»
Hacer cuentas.
Discutir en pareja nuestras opciones.
¿La edad de él no importa?
¿Por qué nadie me avisó que podía ser tan complicado lograr un embarazo?
Leer posteos de Instagram.
«Fertilidad consciente» dice una cuenta.
Promete lograr el embarazo indagando en nuestro interior y conectando con la naturaleza.
Empezar dietas. Comer anana. Dejar los ultraprocesados.
Investigar los abortos del árbol familiar.
«Andate de vacaciones y volves con el +» dicen.
.
.

Siguen pasando los meses.
Sigo recibiendo la mancha roja cada mes.
El dice que tengo que tener paciencia.
La que busca información soy yo.
Finalmente saco turno con especialista en fertilidad. Estudios. Histerosalpin… Espermograma. Plan de tratamiento. Estimulación ovárica. Faltar al trabajo. Inyecciones. Baja reserva ovárica FIV. ICSI. Betaespera. El positivo sigue sin llegar. Tiempo que pasa. Cambiamos de centro. Papeles con la prepaga.
Mientras tanto mis amigas siguen teniendo hijos.
Nuevo tratamiento. Leer grupos de facebook. Anotar toda la data para preguntar a la medica.
Probar constelaciones familiares. ¿Será que no lo deseo lo suficiente?
«¿Para cuándo nos hacen abuelos?». Embarazo bioquímico. Duelo. Frustración. ¿Por qué a otras no les cuesta nada?
Me enoja. Me angustia. Empiezo a dormir mal. Nuevo tratamiento . No dejo de pensar en lograr ser madre está vez.
Empiezo psicóloga con formación en el tema. De tarea escribo este texto.
Escribir me alivia.
Le pido que lo comparta por si vos qué lees estás en la misma.
Nos pasa a muchas.
Pedí ayuda a psico especialista, rodeate de gente en la misma que vos. Y confía.

Nuestro desborde

Hoy te dormiste llorando
Y no porque estuvieras angustiado y siendo consolado en mis brazos, no.
Llorabas a causa mía, porque me sentí abrumada y desbordada levanté la voz.
¡Deja de tocarme la teta!
Llore y nos abrazamos hasta que finalmente dormiste.
.
.
¿Mala madre seré?
Hace meses ya no tomas.
Destetamos con amor, pero por deseo mío.
Vos hubieras seguido mucho tiempo más.
Está claro que la teta te sigue gustando.
.
.
Reemplazamos las tomas por cuentos.
Y mimos.
Y agua.
Y a veces, tu manito en mi pecho cuando no te podés dormir.

.
.
Tu destete me dió alivio.
Me sentía avasallada.
Invadida corporalmente.
Tu demanda me agobiaba.
.
.
Claro que seguís demandando.
Aprendiste que «el que no llora no mama»
Y te haces oír y ver.
.
.
Perdóname hijo las veces que no soy la madre que necesitas.
Pero a veces esa madre idealizada que nunca falla, no me deja ser la mujer que necesito ser yo.
.
.

Ahora dormís plácidamente.
Enredado en mis brazos.
Mañana sale el sol.
Mañana te vuelvo a hablarte con calma y paciencia.
Te amo
.
.
❤️Este escrito me lo regaló una mujer que acompaño y me autorizó a compartirlo en esta red. Gracias
A vos que me lees, todas podemos tener un momento difícil y de desborde.
Ahora sí sentís esto con frecuencia, es importante que busques ayuda terapéutica para sentirte mejor y acompañar mejor el vínculo con tus hijes

«A otro lugar»

Emocionada les cuento que acabamos de dar vida a una nueva historia «A otro lugar: un cuento para acompañar el proceso de migración», editado por @editorialelateneo e ilustrado por @marianacalifano.ilustraciones.
Este nuevo cuento es el primero de una colección que se viene, pensada para acompañar situaciones complejas que viven las infancias «Más grandes».
.
.
Narrado cómo siempre desde la perspectiva de la infancia, en primera persona, sus personajes nos cuentan como es el proceso de mudarse «A otro lugar» (sea otro país o el interior).
Es un cuento que aborda desde la comunicación de la noticia hasta la llegada al nuevo lugar, habilitando nombrar todas las emociones: la alegría, la aventura, las despedidas, el duelo y la construcción de un nuevo hogar. También está pensado para explicar el proceso de migración de familiares y amistades.
.
.
El cuento además tiene el plus de estar lleno de recursos concretos para que las familias pongan en práctica con las niñeces y cuenta además con un apartado de orientación en crianza. Y lo novedoso: un espacio para que cada niño o niña se apropie de la historia y dibuje/escriba y pegue stikers permitiéndole elaborar la experiencia.
😊El cuento está pensado para infancias de 3 años en adelante, pero si son más pequeños las familias pueden adaptarlo para tomar recursos y usar el recurso de soporte visual.
❓Nos sirve si ya migramos? CLARO! aunque ya hayan vivido la experiencia el cuento sirve para elaborar lo acontecido y sentirse reflejado/a en la vivencia del personaje.
.
.
Cómo siempre, mis historias incluyen la diversidad 💪

.
.
Espero que este cuento acompañe a muchas familias, viaje con ustedes y también sea un recurso para profesionales y docentes que acompañan familias migrantes.

Pedirlo en tu librería amiga o en Yenny El Ateneo