Me pide pañal para hacer caca

Está es una situación bastante frecuente.
Habiendo logrado controlar esfinteres, no quieren hacer caca en el baño, en inodoro o pelela. Algunos se resisten y llegan a constiparse.
.
.
Para tener en cuenta:
⚠️Controlar esfinteres y dejar el pañal son procesos diferentes, aunque en general se dan en simultáneo.
✔️El control de esfinteres en niñes sanos es un proceso madurativo (a nivel físiologico y psicológico) que no se puede forzar.
✔️Suele darse primero en relación al pis, la caca puede costar un poco más. Depende de cada niñe.
✔️Es un PROCESO por lo cual no es lineal, tiene avances y vueltas a etapas anteriores. Suele darse entre los 2 y los 5 años (puede empezar un poco antes y finalizar después).
✔️El control diurno suele llegar primero que el nocturno.
✔️Muchas niñeces usan pañal para dormir mucho tiempo más, ya que el control de la noche es involuntario.
.
.
❓ Qué pasa si controla el pis y la caca, pero quieren hacer en el pañal?
En general se relaciona inseguridad y temor en relación a la pelela/inodoro.
El pañal es un objeto que les da seguridad y además, implica mucha atención de sus cuidadores en el ritual de cambiado.
✔️Puede que dejarlo implique un proceso de transición, esperable!
⚠️A veces está transición se complica (por diversas cuestiones) y está bueno en estos casos la consulta OPORTUNA. Yo sugiero consultar si ya pasaron muchos  meses del control del pis o en niñeces mayores a 4/5 años. De todos modos si hay dudas en el proceso, consultar para despejarlas siempre es mejor que no hacerlo 
✔️Si amerita intervencion, se trabaja en conjunto la familia,  psi infantil o de orientación en crianza + pediatra y/o gastroenterólogo infantil (de ser necesario).
✔️Son intervenciones CERO invasivas, respetuosas, lúdicas y empáticas. La mayoría de las veces se puede trabajar con los ma/padres sin necesidad de ver al niñe (depende del caso).
.
.
¿Si no intervenimos lo lograran igual?
Seguramente ¡SI! Lo importante es evaluar el costo/beneficio emocional del niñe y de toda la familia. En algunos casos hay altos niveles de estrés, temor, angustia y se ve afectada la vida diaria.
¿Por qué no consultar? 路
.
.
¿Costo el control de esfinteres en casa?

Mi libro VOY AL BAÑO les puede ayudar mucho

Mamá ¿Qué es un preservativo?

¿Qué es eso? Me preguntó mi hija, que tendría unos 6 años.
Mi pareja trabajaba para un programa de salud sexual y cuando volvía de una charla dejo a mano un preservativo, sin pensar en su destino.
.
Seguramente podría haber dicho “nada” o “deja eso” o “cosa de grandes” o dicho una mentira.
.
.
“Es algo que sirve para no quedar embarazada”.
.
.
¡Ah!. Me dijo ella, y se fue a jugar.
.
.
Quizá no fue adecuado dejar un preservativo tan al alcance, pero puede ocurrir.
A veces las personas adultas construimos tabú sobre la sexualidad, en vez de dar respuestas sencillas, acordes a la edad de cada niñe. Me faltó explicarle que el preservativo también previene enfermedades de transmisión sexual.
Vivamos la ESI, de forma espontánea, respetuosa, progresiva.
No evadan respuestas. Situaciones cotidianas simples puede servir para hablar de ciertos temas, como cuando van a súper y les preguntan por las toallitas, los preservativos, etc.
Si no se te ocurre que responder, podemos decir “déjame pensar una respuesta y te digo”. Y cumplamos.
.
.
¿Les han hecho ya preguntas incomodas sus hijos e hijas?

Mamá: ¿Qué es ser gay?

Mamá: ¿Por qué tú amigo tiene novio y no novia?
¿Cómo responder a esas preguntas?
.
.
De la forma más concreta y sencilla posible, con lenguaje comprensible y acordé a la edad.
“Porque a el le gustan los varones”
A algunas personas les gustan las mujeres, a otras los varones, otras sencillamente se sienten atraídas por las personas y no se fijan en su género sino en como son”.
.
.
¿Entonces de grande yo puedo tener una novia también?
” Claro. Podes tener novia, podés tener novio, podés no tener. Podes tener novia y luego novio. Lo que vos sientas va a estar bien.”
.
.
Me encantaría decirte hija que todas las personas van a respetar tus elecciones y como sos, pero sé que en este mundo rígido y heteronormativo no siempre será así.
Se que te pueden insultar por ser gay, que se pueden burlar y hasta te pueden matar, como paso ayer no más en España.
Pero sos muy chiquita para que te diga todo eso, aunque me angustie.
.
.
Mejor te digo, que vos, todas las niñeces y todas las personas tienen derecho a ser y sentir.
Que no estás obligada a ponerte una etiqueta de “hetero u homo”. Podes fluir. Podes sentir.
Que nadie debería juzgarlas por eso, aunque a veces las personas se equivoquen lo hagan igual.
Si eso sucede hija, no dudes en acudir a nosotros porque vamos a estar acá para acompañarte y sostenerte. Hasta que te sientas fuerte para volver a salir al mundo con la cabeza bien alta, sabiendote y el derecho a tu identidad por encima del odio ajeno .
.
.
¿Sus hijes les preguntaron algo así? ¿Hablan de diversidad con ellos?
¡Basta de crímenes de odio!

Perder la paciencia


“No puede ser que siempre les termine gritando o hablando mal para que hagan caso”
“Mi mamá me gritaba, no quiero repetir eso pero me encuentro en la misma situación”.

Estos son pensamientos o frases de muchas pacientes, y algunos de ellos, míos también.
En mi caso note un cambio enorme en mi capacidad de ser paciente cuando me convertí en mamá de dos.
A mi hija mayor no le gritaba, rara vez realmente. Paciencia infinita. Podía reírme de sus travesuras y macanas de niña.
Si me enojaba, era firme pero amorosa a la vez. No sentía esa bronca que es un fuego adentro, no sentía necesidad de descargar en un grito.
.
.
En estos dos años mi paciencia se redujo muchísimo. A veces no distingo si es la maternidad de dos, los terribles dos de niño pequeño, la Pandemia o todo junto quizá🤷
Se que a muchas de ustedes les pasa lo mismo.
Nos frustra a veces no poder contener ese grito, deseamos tomar con liviandad los berrinches o frustraciones de nuestros hijos e hijas para no transformarnos en dragones.
Muchas vivimos esto con sensación de soledad e impotencia.
Criar sin escuela, sin abuelos, sin redes más amplias y acogedoras es de lo más duro que nos tocó vivir.
En lo personal, saber que puedo ayudar tanto a otras en sus maternajes y a veces encontrarme sin respuestas con mis hijes frustrante.
.
.
Esta vez no traigo soluciones, pero creo que hablar y mostrar una crianza más honesta es parte del camino.
En casa charlamos mil veces de lo que nos cuesta, de lo que nos duele, de las cosas en las que necesitamos ayuda y de los pedidos de perdón.
Cuando estamos tristes nos abrazamos y tratamos de respirar en familia.
Empatizamos y les explicamos que a veces, así como ellos tienen berrinches, los grandes tenemos desbordes y enojos.

.
.
¿Se sienten identificadas?

Lic. Carolina Mora
Mail lic.carolinamora@gmail.com

Psicofarmacos y lactancia

“Me dijeron que soy egoísta por medicarme en el embarazo”
“Tengo que elegir entre mi bienestar y el de mi bebé”


❓ ¿Por qué cuando tenemos que tratar un dolor físico no dudamos en hacerlo y sí cuando el padecimiento es psíquico y emocional? 🤷Un fármaco a tiempo cuando es necesario alivia y disminuye riesgos. Permite que la persona pueda trabajar sin agotar sus recursos psíquicos y disminuye riesgos.
.
.
🤰En el embarazo existe medicación compatible, que debe ser cuidadosamente elegida por psiquiatras Perinatales. La médicacion adecuada permite a la persona atravesar la gestación sin los efectos adversos de la ansiedad y la depresión, entre otros.
Si estás medicada y quedas embarazada contacta una psiquiatra perinatal puede evaluar la necesidad de modificar o continuar con el fármaco durante la gestación analizando el riesgo/beneficio. Si buscas un embarazo charlalo con tu equipo tratante.
⚠️¡NUNCA abandones de golpe la medicación sin indicación y seguimiento!
Cómo profesional tenemos que saber no medicar TAMBIÉN es un riesgo.
⚠️Está bien no saber de todo, pero lo que corresponde es hacer la derivación adecuada.
.

🤱Requerir medicación psiquiátrica no es indicación de destete!
Actualmente contamos con mucha medicación compatible con la lactancia, para poder acompañar cuadros psicopatologicos durante el puerperio.
Podés analizar la seguridad de la medicación en conjunto con tu equipo médico en la página web E-Lactancia.
➡️El tratamiento más efectivo siempre es en interdisciplina, psicólogue, psiquiatra + obstetra/pediatra.
👨‍👩‍👧‍👧Siempre requiere de muchísimo apoyo familiar
🚫 JAMÁS juzgues a alguien por usar medicación psiquiátrica, mucho menos a una persona en periodos tan sensibles como el embarazo y el puerperio.
👩‍👧El bienestar del bebé requiere del bienestar de quién materna también!
Para pacientes recomiendo la asociación @maternaenred
.
.
❓¿Conocías está información?
lic.carolinamora@gmail.com

#freebritney

Si te dijera que una mujer adulta no puede decidir quitarse un DIU y ser madre cuando lo desea. No la dejan administrar su dinero, a pesar de que si la consideran capaz y con suficiente salud mental como para trabajar? Incluso usan como herramienta de control el permitirle o impedirle ver a sus hijos. ¿Qué pensarías?
.
.
#freebritney es la consigna lanzada por sus fans que nuclea la lucha de la cantante Britney Spears por recuperar su libertad legal. Hace 12 años está en tutela de su padre, quien administra su dinero a gusto, a pesar de que ella solicito formalmente que sea otra persona su tutor.
Este caso puso sobre la mesa el negocio de las curatelas en EEUU (recomiendo la película de Netflix “Descuida, yo te cuido”). Desde un enfoque punitivo y estigmatizante expresa la iatrogenia de un sistema de salud y legal que avasalla los derechos más personalisimos.
.
.
La caza de brujas sigue muy presente. Britney fue perseguida por ser bella y libre sexualmente, por querer “divertirse” y por presunto consumo de drogas. Más tarde, fue señalada como mala madre, arquetipo patriarcal para culpabilizar a toda mujer. En pleno puerperio fue acosada por fotógrafos que inundaron las revistas de imágenes privadas y dolorosas. Se la trato de loca y perdida, ni una mención a la salud mental en términos serios y empáticos. ¿A cuántas mujeres se las desalienta a embarazarse por considerar que serán “pésimas madres”? Usando esterilizaciones forzosas y la anticoncepción obligada.
.
.

🚫Obviamente del padre de sus hijos nunca se dijo nada similar. Pensa en todos los cantantes o famosos varones que consumen drogas, tienen muchas parejas sexuales y son padres ¿Los medios hablan de ellos de esta manera?¿Se los cuestionara por su buena o mala paternidad? ¡Algunos hasta son iconos populares!
Nos hicieron creer que Britney era la enemiga, a quien debíamos envidiar por bella y sexualmente activa. El mito de la “competencia femenina” es la creación más perfecta del Patriarcado.
.
.
Ella necesitaba apoyo, acompañamiento y empatía solo le brindaron estigma y condena social, a cambio de facturación millonaria en tapas de revista.
.
¿Qué sentís al respecto?

El Pacman de la maternidad

“Siento que la madre se comió a la mujer”
“Ya no recuerdo qué me gustaba antes de ser mamá”
“La única forma que encontré de ser mamá es al 100%”
“No encuentro espacios de disfrute personales”
“Aunque siento que no tengo más para dar, igual me da culpa querer separarme un rato”
¿Les suenan estas frases?
.
.
La maternidad a veces es una ola que nos revuelca
Otras veces se parece más bien a un Pacman que nos debora enteritas, como si no hubiera otros roles que ejercer o disfrutar.
Lacan decía que las madres son como cocodrilos que devoran a sus hijes. Yo pienso más bien que a veces “la maternidad” es el Pacman que nos devora a nosotras.
Adrianne Rich llama la institución de la maternidad al modo de maternar que se nos impone como mandato a seguir. Nos enseñaron que la maternidad es sacrificio, les hijes ante todo. Incluso antes que nosotras como personas.
.
.
Stern decía que mientras gestamos un bebé, también gestamos psíquicamente nuestra una nueva identidad como madres. Asumimos un nuevo rol y se presenta todo un universo nuevo de significados: aprendemos de pañales, sueño y teta, entre otras cosas.
Estos primeros tiempos de maternaje nos implican muchas veces dejar en suspenso otros proyectos y otros roles. Toda esa libido que estaba en el trabajo, en la pareja, la profesión, el cuidado personal ahora suele enfocarse en el bebé.
.
.
Este es un proceso intenso, pero transitorio. A medida que le bebé crece fuera del útero, vamos pudiendo re distribuir algo de esa libido y re contactar con otros roles y proyectos propios por fuera de maternar.
Esto no solo es sano y necesario para nosotras, sino también para nuestros hijes.
No son todo para nosotras, no somos todo para elles. Aparece la distancia óptima, podemos ir y venir de nuestro rol maternal. Nuestra identidad no queda coagulada en un único significado ni sentido. Ensayamos la flexibilidad y la adaptación.
.
.
¿Les costó vivir este proceso? ¿Sintieron un poco que la madre se comió a la persona?

lic.carolinamora@gmail.com

Papá

Papá puede ser cobijo
Figura de apego
Canción de cuna
Su pecho, también un refugio.
Papá, invitación al juego
Salida al mundo en sus hombros
Abrazo interminable
Cosquillas y risas por la tarde
.
.
Papá, puede sIgnificar también distancia
Olvidó, aucencia
Deseo y enigma
Mito, fotografías arrugadas en un cajón
Papá, destino de reclamos
Pasadas de factura,
Cuotas alimentarias ignoradas
Visitas de domingo
.
.
Papá puede ya no estar aquí
Y aún ser recuerdo vivo
Calidez, impronta
Rasgos de carácter
Papá, a veces despierta ambivalencias
Es serio y firme,
Tierno y risueño,
Incondicional
.
.
Papá, verbo y sustantivo
Lo vemos paternando, caminando a la par,
Siendo modelo y reflejo
Deconstrucción continúa
Papás hay millones,
No entrarían en estas letras
Hay papás que hacen estragos, algunos que son sólo biología y otros camino interminable de deseo por ese hije que no llega.
Papás que son refugio, novela, , mito y magia.
.
.
Paternidades diversas,
Multicolores
Siempre dejan huella,
Por presencias o aucencias
Hoy les recordamos: papás
.
.
¡Feliz día viejo! Gracias por tu siempre presencia💜

Amor a segunda vista

Lo nuestro no fue un flechazo inmediato, amor a primera vista ni puro romance idílico.
Lo nuestro fue tempestuoso, desencontrado, ambivalente y claroscuro.
.
.
Vos llegaste deseoso de mi, yo te esperaba temerosa.
Me pedías siempre más, me querías entera: cuerpo, alma, deseos y necesidades.
Una parte de mi intentaba escaparse,  mientras te amaba y te cuidaba a toda hora.
Vivía con miedo de que te pase algo.
Quería protegerte
.
.
Los primeros meses estaba convencida de que fue un error: lo mío no era ser mamá de dos.
Con una alcanzaba y sobraba.
¿Cómo iba a poder?
Me sentía culpable por pensar así.
Vos no dejabas de mirarme, de seducirme.
.
.
Me fui enamorando de a poco, fue constancia y presencia.
Aprendí a conocerte y a conocerme en esta nueva versión de mamá.
Cada día te sentía un poquito más mío
A los 8 meses encontré un espacio terapéutico dónde decir y resignificar.
Empecé a ser compasiva conmigo.
Empecé a ser paciente con vos.
Empecé a disfrutarte más
.
.
Ahora, a tus dos años y medio ¡recién ahora! puedo reconocerme enamorada.
No ciegamente, no locamente…
Enamorada con los pies en la tierra.
Viendo las ambivalencias de este amor.
Reconociendo todo lo que no me gusta de ser tu mamá y a la vez todo lo que disfruto.
Escucho tus primeras oraciones y se ilumina el corazón. No tengo palabras. Te observo, me regocijo en tus ocurrencias, en los mates compartidos: “que hijo copado me tocó”.
Gracias hijo por darme tiempo.
Mamá siempre te va a esperar para tomarnos estos mates: Juntos
.
¿Les costó enamorarse de sus hijes?

Lic. Carolina Mora
Mail lic.carolinamora@gmail.com

Acoso callejero y crianza

Hace unos días fuimos al parque con mis dos hijes. Mientras estaba muy cerca del bebé, la mayor estaba a unos pasos, jugando a mi vista.
En un momento me mira asombrada y me dice: “mamá, ese chico me dijo algo”. Tenía cara de que no lo podía creer.
Me costó entender a qué se refería, así que le pregunté qué le habían dicho.
“Me dijo que linda” fue su respuesta.
Imaginen mi cara, y su cara de no entender nada 
.
.
Les juro que no entraba en mi cabeza que un chico le haya dicho eso a una nena de 7 años.
Cuando le pregunté qué edad tenía me dijo que era como adolescente (siempre me dice esto para referirse a personas mayores a 12 aprox).
Me quedé unos minutos pensando qué contestarle.
¿Qué le podría decir?
.
.
Le expliqué que hay gente que cree que puede andar por la calle diciéndole a otras personas lo que piensan de su apariencia.
Algunas personas, en especial los varones, creen que es divertido decirle a una chica cómo se ve, linda por ejemplo.
También le dije que eso no estaba bien, que nadie debería decirle nada sobre su apariencia ni su cuerpo.
Me olvidé de explicarle que eso es una forma de acoso callejero.
.
.
La verdad me enoja tener que explicarle esto a una nena de 7, más aún me enoja saber que fue la primera vez, pero no la última en vivirlo. También se que le tocará oír cosas peores, más violentas y ofensivas.
Ojalá erradiquemos esta problemática pronto, porque a veces parece que no hay crianza respetuosa ni ESI que alcance.
Me acuerdo que cuando era chica y me empezaron a decir cosas en la calle, incluso acompañada de mi mamá, ella les gritaba e insultaba. Recuerdo que me avergonzaba. Que torcido está todo!
Ellos son quienes deben sentir vergüenza.
Hoy es otro “Ni una menos”, no podemos movilizarnos, pero acá estamos las mujeres, feminidades y masculinidades no cis, dando pelea al patriarcado todos los días♀️.
.
.
¿Les tocó vivir una situación así? ¿Recuerdan cuando les empezaron a decir cosas sobre su aspecto en la calle?

Lic. Carolina Mora
Mail lic.carolinamora@gmail.com