#freebritney

Si te dijera que una mujer adulta no puede decidir quitarse un DIU y ser madre cuando lo desea. No la dejan administrar su dinero, a pesar de que si la consideran capaz y con suficiente salud mental como para trabajar? Incluso usan como herramienta de control el permitirle o impedirle ver a sus hijos. ¿Qué pensarías?
.
.
#freebritney es la consigna lanzada por sus fans que nuclea la lucha de la cantante Britney Spears por recuperar su libertad legal. Hace 12 años está en tutela de su padre, quien administra su dinero a gusto, a pesar de que ella solicito formalmente que sea otra persona su tutor.
Este caso puso sobre la mesa el negocio de las curatelas en EEUU (recomiendo la película de Netflix “Descuida, yo te cuido”). Desde un enfoque punitivo y estigmatizante expresa la iatrogenia de un sistema de salud y legal que avasalla los derechos más personalisimos.
.
.
La caza de brujas sigue muy presente. Britney fue perseguida por ser bella y libre sexualmente, por querer “divertirse” y por presunto consumo de drogas. Más tarde, fue señalada como mala madre, arquetipo patriarcal para culpabilizar a toda mujer. En pleno puerperio fue acosada por fotógrafos que inundaron las revistas de imágenes privadas y dolorosas. Se la trato de loca y perdida, ni una mención a la salud mental en términos serios y empáticos. ¿A cuántas mujeres se las desalienta a embarazarse por considerar que serán “pésimas madres”? Usando esterilizaciones forzosas y la anticoncepción obligada.
.
.

🚫Obviamente del padre de sus hijos nunca se dijo nada similar. Pensa en todos los cantantes o famosos varones que consumen drogas, tienen muchas parejas sexuales y son padres ¿Los medios hablan de ellos de esta manera?¿Se los cuestionara por su buena o mala paternidad? ¡Algunos hasta son iconos populares!
Nos hicieron creer que Britney era la enemiga, a quien debíamos envidiar por bella y sexualmente activa. El mito de la “competencia femenina” es la creación más perfecta del Patriarcado.
.
.
Ella necesitaba apoyo, acompañamiento y empatía solo le brindaron estigma y condena social, a cambio de facturación millonaria en tapas de revista.
.
¿Qué sentís al respecto?

Quiero destetar

“El destete sin consentimiento del hijo es consecuencia de una madre sin tiempo ni paciencia” le comentaron a una paciente en un grupo de crianza en las redes.
¿Qué puede sentir quién lee esto y desea destetar?
Entender que mis privilegios no son los de todas, mis deseos no son los de todas. No podemos pretender que otras personas reaccionen como yo lo haría.
Tampoco que tomen las mismas decisiones que yo en la crianza.
Conviene no juzgar la crianza ajena.
Maternamos con nuestra historia, con lo que hicimos de ella. Tomamos lo que valoramos de nuestra crianza y tratamos de no repetir lo que rechazamos o nos dañó.
Maternamos también con nuestros contextos: número de hijes, situación económica, si contamos con redes de sostén, si contamos con pareja activa y responsable.
Derribemos los nuevos mandatos también! Porque en base de expropiarnos de los viejos (venimos de crianzas a mamadera por un enorme desconocimiento de la lactancia) terminamos imponiendo nuevas formas de criar.
.
.
Y algo muy importante: maternamos de acuerdo a nuestro deseo (o su falta).
De él depende que disfrutemos de la lactancia siempre, que a veces no tanto o que pensemos en el destete.
Respetar las necesidades de nuestros hijos e hijas de contacto y afecto puede hacerse con (o sin) teta de por medio. Lactancia más larga no significa mejor. La duración de la lactancia no te hace mejor madre. ¿Qué ofrece una lactancia por obligación o desde el hartazgo?
Las mujeres nos estamos dando el permiso para visibilizar que la maternidad no es algo rosa e idealizado, que tiene sus ambivalencia y vamos encontrando nuestros propios límites en cómo deseamos ejercerla.
.
.
Quizá mejor sea seguir el viejo proverbio algo así como “si no tenes algo bueno para decir, mejor no digas nada”.
Lo mejor es respetar como materna la otra (siempre que no exista daño o negligencia) y preguntarle:
¿Creés que te puedo ayudar en algo? Si deseas destetar, te acompaño con mi taller de destete @criarentribu y mi libro “Teta, Mamá”.
.
.
¿Alguna vez se abrieron juzgadas por su maternar por otra mamá?

Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com