Cuestionar el “Tetacentrismo”

(leer con un poco de humor)
Si llora: teta
Si se cae: teta
Si se despierta: teta
Si se enferma: teta
Si tiene sed: teta
Si extraña: teta
Si teme: teta
Si se enoja: teta
Si quiere mimos: teta
Si hay aburrimiento: teta
.
.
La teta suele ser una respuesta salvadora para TODO.
Calma y alimento, todo al alcance de la mano y sin gastar un centavo.
Me acuerdo que cuando mi primer hija recién había nacido y durante largos meses de su vida la teta era mi “comodín” para todo.
Y si, nos suele ser muy “cómodo” sacar la teta ante todo.
Incluso aunque estemos agotadas, sabemos que resolver con la teta es inmediato. En cambio, otras estrategias requieren más tiempo y sostén para ser igual de efectivas.
.
.


Salir del “Tetacentrismo” no es sencillo. Implica deseo, generalmente cuando aparece un poco más necesidad de ordenar tomas o comenzar un camino al destete paulatino.
Si ofrecemos o el entorno ofrece, nuestros bebés van pudiendo tomar consuelo de otras herramientas, más allá de la teta. Y nosotras vamos pudiendo identificar cuáles son y ponerlas en práctica.
Porque ellos necesitan cosas distintas a medida que crecen, nosotras también vamos aprendiendo a dárselas.
.
.

¿Cuesta?  MUCHO.
Es muchas veces el cansancio y la necesidad de “mutar” nuestro vínculo la que va empujándonos a salir del “tetacentrismo”.
La necesidad de poder ofertar otras cosas y otras experiencias, la necesidad de que nos empiecen a abrazar como un todo y no solo  como una teta enorme.
Aprender a vivir otras experiencias, a ofrecer consuelo y sostén de cuerpo entero y a correr a la teta como protagonista del vínculo lleva su tiempo y es un proceso largo y tendido.
.
.
¿Les cuesta salir del “Tetacentrismo?
Recuerden que cuentan con mi libro “Teta, mamá” y mi taller de destete de http://www.criarentribu.com♥️
.
.

Lic. Carolina Mora
Mail lic.carolinamora@gmail.com

El llanto en el destete

En el destete el llanto aparece como forma de comunicación, para expresar la frustración o enojo que les genera encontrarse con el “no” a ala teta. El llanto de nuestros hijos e hijas nos genera angustia “está llorando porque le niego la teta” genera mucha culpa. También temor a generar daño porque sabemos que no hay que “dejarlos” llorar.
¿Qué significa realmente está frase? Siempre acompañamos el llanto, no dejamos en soledad.

.
.
El llanto aparece, todas las personas lloramos ante la frustración o la tristeza.
Es importante permitirles expresar todas sus emociones, incluso las de desagrado. No hay emociones “buenas” vs emociones “malas”. Ahora bien es importante que acompañemos ese llanto, que no transcurra en soledad. Poner palabras a sus emociones y ofrezcer alternativas de consuelo.
Muchas veces el proceso de destete implica estrés en la familia, es aprender nuevas reglas en el vínculo. El llanto abrazado, sostenido, acariciado, acunado con palabras, no daña. Daña el llanto acallado, en soledad y desamparo.
.
.
¿Y si no hay teta? Hay abrazos, hay cuerpo igual, contacto, caricias, canciones, juegos y oferta de otras herramientas de regulación emocional.
¿Cuánto tiempo va a durar el llanto?
el que necesitemos para ayudarles calmarse .
Cada uno reacciona distinto y tiene sus propios tiempos para tomar otras herramientas.
Siempre que se sienta contenido, mirado, validado, seguro, sostenido físicamente y emocionalmente. Cómo explico la Dra. @carinacastrofumeronp, los niños y niñas necesitan: “que el adulto me vea, me entienda y me acompañe y que me haga sentir seguro”.
El llanto acompañado genera hormonas que potencian el apego seguro. Este tipo de apego lleva a qué los niños puedan gestionar mejor y nivelar el cortisol propio del estrés, generando cimientos cerebrales más fuertes.
Es cierto que puede llevar más tiempo calmar ese llanto, porque ellos y nosotras tenemos que aprender nuevas formas de consuelo. Tenemos que confiar en que hay otras maneras de llegar a la calma y practicar estás nuevas formas. Cuentan con mi taller en @criarentribu (bebés de+1 año)
.
.
Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com

El destete cómo oportunidad

Hace dos años si me lo contaban no me lo creía.
Tener la posibilidad de leerle a mi hijo un cuento que escribí yo me genera emocioneses difíciles de explicar.
Teta, mamá broto del amor de una madre en duelo.
Tras un destete largo y muy paulatino, que duró más de 6 meses, surgió este texto como elaboración y cierre de una etapa intensa. Claro, mi Catalina también hizo su propio duelo. Ella no escribió obviamente, se dedicó a jugar cada día con sus queridas tetas. Las lleno de besos y mimos y las saludo míl veces. .
.
El es difícil, es un trabajo y es un duelo pero también es una OPORTUNIDAD.
Es un momento para crecer en el vínculo amoroso, para pasar a otra instancia, con la seguridad de que podemos dar mucho más.
Una oportunidad para re encontrarnos como mujeres con nuestro deseo desde nuevos lugares, tanto respecto a nuestro cuerpo erógeno como a otros proyectos de la vida. .

.
El destete por elección materna, a conciencia, es también un proceso de poder. Hay que tener la misma convicción que cuando iniciamos la lactancia. Hay que estar segura de que podemos y confiar en que nuestro hijo o hija podrá tomar las nuevas propuestas vinculares.
Si tenemos pareja de crianza, el Destete es una oportunidad para que transformen también su vínculo (si aún no lo había hecho). .
.
Miren si no será una oportunidad que en mi caso me dejó la experiencia de escribir y ver publicado mi primer libro! .
.
¿Alguna más vivió el destete como oportunidad? ¿Están en el proceso de destete?
Tienen el taller de Destete que arme para @criarentribu

Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com

Confiar en el destete

Confiar en el destete
Confiar cómo confiaste cuando comenzó la lactancia, cómo confiaste cuando soñabas que aumente de peso y crezca sanito.
.
.
Confíar de igual forma que sabes que la teta lo calmará, confiar en que la calma también llegará a través de un abrazo.
Confiar cómo cuando te demuestra que lo quiere es en realidad estar contigo.
.

.
Confía en el destete.
Confía como cuando el entorno recomendaba menos upa diciéndote que le malcriabas y vos hacías odios sordos porque sentías que era lo correcto, lo que el cuerpo te pedía.
.
.
Confía en el destete, confiar en que tú hije y vos sabrán re-conocerse en otras formas de amor y consuelo.
Confia en qué así como fue logrando desplazarse, tolerado la distancia progresiva de tu cuerpo, logrará también trascender a la teta como representación de mamá.
.
.
Confía en que vos, su mamá, podrás acompañar y brindarle la seguridad necesaria para permitirle vivir está despedida sin sentir que sale perdiendo.
Confía en vos toda, entera, cómo fuente de amor y consuelo.
Confía en tus brazos que sostienen, confía en tu pecho que cobija, confía en tu voz que lo acuna y en tu mirada que le permite re-conocerse.
.
.
Confía y nunca dejes de confiar. Confía en que estás tomando está decisión por amor y por deseo. Deseo de vivir otros encuentros con tu hijo o hija, deseo de encontrarte maternando de otra forma, con otros y más recursos nuevos. Deseo de conectar con tu deseo, con tus ganas y con otros aspectos de ti misma.
El destete es más o menos sencillo, más o menos rápido, no te centres tanto en eso. Céntrate en confiar. Confiando brindamos seguridad, calma y contención.

💜 si necesitas mi ayuda contas con el taller online de @criarentribu

https://www.criarentribu.com/talleres/detalle/16

Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com

.
.

Duelo en el proceso de destete

El destete también es un duelo
Significa cerrar una etapa, dejar atrás esa forma de vincularlos.
La teta deja de ser la protagonista de esta historia. .
.
Esa misma teta que fue el primer contacto que nuestro bebé tuvo con nosotras, la que hizo que nos reconociera, se alimentará y creciera durante los primeros meses cuando nada más podía comer.
La teta que también era almohada, posima mágica para entrar en el dormir, con la que soñaba succionando en el aire.
Ella también como remedio, curaba y era la vacuna contra los males más terribles que podemos imaginar las mamás.
Esa teta que acompañaba, que le daba seguridad en situaciones nuevas, a la que se aferraba ante el encuentro con desconocidos o la que abrazaba cuando tenía miedo.
A la que le gritaba de felicidad cuando había que festejar algo, cuando nos reencontrabamos luego del trabajo o a la salida del jardín.
Esa que tomaba mientras se dibujaba una sonrisa en su boca por los mimos y cosquillas compartidas. .
.

La entrañable #teta. ¡Como cuesta duelar esa etapa! ¡Dejar ir a la teta!
Despedirnos de esa forma de vínculo para reencontrarnos, transformando el amor.
Y las tetas se transforman en abrazos, caricias, manos que hacen “sana, sana”, cantos que consuelan, besos que se reparten, juegos nuevos que inventar y cuentos a la hora de dormir.
Un día nos miramos al espejo y nos vemos pudiendo sin la teta. Ahora nos damos cuenta que las protagonistas de este #vínculo siempre fuimos nosotras, con ellxs, de cuerpo entero. #Mamá. .
.
Hay que transitar este duelo. Hablar de él. Escribir. Ritualizarlo también. Una opción de ritual maravillosa para guardar un pedacito de esta etapa es transformar esas gotitas de leche en un recuerdo para toda la vida. A nosotros nos hizo este anillo con mi leche la familia de @axolotl.de.metal.joyas que con mucho amor hace joyas hermosas con material orgánico (aclaro aún no estamos en proceso de destete). .
.
Les cuento que a partir del 1/10 estará disponible el taller que arme para @criarentribu para acompañarlas en este proceso de destete. .
.
¿Sintieron el #destete como un #duelo?

Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com

Taller online de destete

Les quiero contar que a partir de este mes pueden comprar el taller online de acompañamiento en destete respetuoso del vínculo a través de la plataforma de Criar en Tribu.

Es un taller super completo, compuesto por videos y actividades, podes verlo las veces que necesites desde la comodidad de tu hogar.

Para comprarlo lo haces a través de la página:

https://www.criarentribu.com/

https://www.criarentribu.com/talleres/detalle/16

Espero que les encante el taller!

Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com