La pareja en el destete

Cuando comenzamos el proceso de destete puede que el papá, la otra mamá (o quién acompañe la crianza) quizá se pregunte cómo puede participar.
Es fundamental que el otro tenga DESEO de hacerlo y pueda sentirse capaz de hacerlo.
Debemos empezar a confiar en su capacidad para calmar y consolar, ayudar a dormirle o encargarse de la alimentación, tareas que se irán afianzando con el tiempo y práctica.
.
.

Al comienzo puede ser frustrante y difícil pero medida que el vínculo se fortalezca, irán desarrollando sus propios recursos, su propia forma de resolver las demandas, de calmar o consolar.
Es esperable que le cueste a nuestro hije aceptar su intervención, sobre todo si antes estaba menos involucrado. Paciencia y perseverancia. Puede empezar durante el día involucrandose más a través de tareas de cuidado.
.
.
¿Y en el sueño?
Si queremos que intente dormirle conviene probar primero de dormirlo en las siestas y usar recursos que acompañen en el ritual de sueño: mecer, porteo, música relajante (no videos), cuentos, etc. Mientras más participe más fácil entenderle y al niñe tomarlo como figura de seguridad.
Puede que nos encontremos con llanto como manifestación de protesta a este cambio de rutina. Esto es válido y es importante acompañar este llanto consolando con mimos, abrazos y poniendo en palabras que confiamos en que aprenderá también a calmarse en su compañía.
OJO: no confundir, esto no es “dejarle llorar” (como castigo, para que aprenda, en soledad, ignorandolo).
Siempre que sea consolado a través del sostén corporal y afectivo, en compañía de una figura de apego nunca en soledad. Si la persona que acompaña es responsiva, pone en palabras, consuela y valida las necesidades con afecto y abrazo, es un acompañamiento amoroso.
.
.
Otras veces su función será sostenernos a nosotras y estar disponible para relevarnos, aún en medio de la noche.
➡️Conversar en pareja y acordar un plan de intervención como equipo! A los papás les sugiero la info de @paternando.ok
.
.
¿Cómo participan sus parejas del proceso?

Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com

Destete nocturno

Son muchas las mujeres que me consultan por el destete nocturno. Llegan agotadas, visiblemente cansadas y agobiadas por la demanda de sus pequeños durante la noche. También recibido en la consulta a papás ojerosos y preocupados por el patrón de sueño de sus hijos/hijas. La mayoría de ellos con mucha intención de implicarse en la noche para aliviar la carga de las mujeres, pero sin saber cómo hacerlo.
.
.

Cuando llega una familia para recibir orientación en el proceso de destete nocturno, lo primero que indagó es en cómo llegaron a esta decisión, qué soluciones intentaron previamente y cuan convencidos están de encarar el proceso.
En este punto me detengo muchísimo siempre en las consultas de destete: la convicción de por qué estamos tomando esa decisión y la confianza de que es lo mejor para la familia es clave para llevar adelante y sostener el proceso.
.
.
La noche y su oscuridad como especie nos representa el peligro, es por ello que los bebes/niños y niñas requieren la compañía de sus figuras de apego para conciliar (y a veces también sostener) el sueño. La teta es la herramienta más a mano para ofrecer regulación y relajación, funciona como inductora al sueño.
Cuando encaramos un destete nocturno nos proponemos acompañar a nuestro hijo o hija en el apredizaje de otras formas de conciliar el sueño.
.
.
Es fundamental detenernos a analizar y planificar un nuevo ritual de sueño, en el cual la teta deje de ser la protagonista.
El ritual comienza mucho antes de dormir, bajando las revoluciones de la casa. Puede incluir un momento de disfrute relajado, juego tranquilo en penumbras, el relato de cuentos o canciones.
Durante el proceso es fundamental anticiparle que es lo que pasará poner en palabras nuestras emociones y validar las suyas.
En este proceso pueden participar tanto mamá como papá, cada uno con un rol acordado. Conviene ser flexibles y tener una mirada atenta para identificar que ayuda a qué nuestro peque se relaje.
La mayoría de las veces, aceptan dejar ir a la teta, pero siguen necesitando el sostén de mamá.
Este es uno de los temas que abordo en el taller de @criarentribu.
.
.
¿Intentaron el destete nocturno?

Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com