Mamá ¿Qué es un preservativo?

¿Qué es eso? Me preguntó mi hija, que tendría unos 6 años.
Mi pareja trabajaba para un programa de salud sexual y cuando volvía de una charla dejo a mano un preservativo, sin pensar en su destino.
.
Seguramente podría haber dicho “nada” o “deja eso” o “cosa de grandes” o dicho una mentira.
.
.
“Es algo que sirve para no quedar embarazada”.
.
.
¡Ah!. Me dijo ella, y se fue a jugar.
.
.
Quizá no fue adecuado dejar un preservativo tan al alcance, pero puede ocurrir.
A veces las personas adultas construimos tabú sobre la sexualidad, en vez de dar respuestas sencillas, acordes a la edad de cada niñe. Me faltó explicarle que el preservativo también previene enfermedades de transmisión sexual.
Vivamos la ESI, de forma espontánea, respetuosa, progresiva.
No evadan respuestas. Situaciones cotidianas simples puede servir para hablar de ciertos temas, como cuando van a súper y les preguntan por las toallitas, los preservativos, etc.
Si no se te ocurre que responder, podemos decir “déjame pensar una respuesta y te digo”. Y cumplamos.
.
.
¿Les han hecho ya preguntas incomodas sus hijos e hijas?

Mamá: ¿Qué es ser gay?

Mamá: ¿Por qué tú amigo tiene novio y no novia?
¿Cómo responder a esas preguntas?
.
.
De la forma más concreta y sencilla posible, con lenguaje comprensible y acordé a la edad.
“Porque a el le gustan los varones”
A algunas personas les gustan las mujeres, a otras los varones, otras sencillamente se sienten atraídas por las personas y no se fijan en su género sino en como son”.
.
.
¿Entonces de grande yo puedo tener una novia también?
” Claro. Podes tener novia, podés tener novio, podés no tener. Podes tener novia y luego novio. Lo que vos sientas va a estar bien.”
.
.
Me encantaría decirte hija que todas las personas van a respetar tus elecciones y como sos, pero sé que en este mundo rígido y heteronormativo no siempre será así.
Se que te pueden insultar por ser gay, que se pueden burlar y hasta te pueden matar, como paso ayer no más en España.
Pero sos muy chiquita para que te diga todo eso, aunque me angustie.
.
.
Mejor te digo, que vos, todas las niñeces y todas las personas tienen derecho a ser y sentir.
Que no estás obligada a ponerte una etiqueta de “hetero u homo”. Podes fluir. Podes sentir.
Que nadie debería juzgarlas por eso, aunque a veces las personas se equivoquen lo hagan igual.
Si eso sucede hija, no dudes en acudir a nosotros porque vamos a estar acá para acompañarte y sostenerte. Hasta que te sientas fuerte para volver a salir al mundo con la cabeza bien alta, sabiendote y el derecho a tu identidad por encima del odio ajeno .
.
.
¿Sus hijes les preguntaron algo así? ¿Hablan de diversidad con ellos?
¡Basta de crímenes de odio!

Ser niña y ser bella

Ponele aritos ¡Porque sino parece varón!
Apenas entre en la pubertad, enséñale a depilarse. Sino, ¡Es un asco!
¿No le crecieron tetas? Mejor que se opere. “Sin tetas no hay paraíso” y si andas como tabla pareces un varoncito.
Cuando tenga la primera cana, ¡Tintura! No vayas a parecer una vieja o abandonada.
.
.
¿Qué otras herramientas de control de los cuerpos vamos permitir?
¿Cuánto más tiene que dolernos cumplir con el ideal de belleza hegemónica?
¿Vamos a seguir reproduciendo estos mandatos y criando niñas que se sientan naturalmente imperfectas?
¿Cuál es la necesidad de que dejar en claro y manifiesto a qué género pertenecemos?
¿Vamos a seguir pensando que usar aros es sólo cosa de niña?
.
.
Cuando nació mi hija mayor también le puse aritos, como lo hicieron conmigo. No me lo cuestioné. Pasaron los meses: se perdían, se le salían y cuando tuvo 2 años me dijo mamá me duele con la ropa (se le enganchaban al sacarle la remera por ej). Ahí le pregunté ¿Y si los sacamos? ¡si! Nunca más uso ni pidió por el momento. Si los pide, le explicaremos qué implica y la acompañaremos a hacerlos. Antes quiero que sepa que nos quieren controlar, hacer encajar en moldes todos iguales. Que sepa que los aritos no la definen niña y que los varones tambien pueden usar.
Que tenga opciones. Que elija depilarse si quiere pero que no se sienta obligada a hacerlo y que no le den asco sus pelos.
Que elija las tinturas si quiere, si le gusta, pero que no se sienta horrible si no lo hace.
Que elija ella misma que partes de su cuerpo quiere perforar, por deseo no por mandato.

¿Ustedes? ¿Se sintieron exclavas del mandato de belleza?


Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com

Amores Disney

Podemos dejar de criar bajo el mito del amor “Disney”y de la “media naranja”.
Podemos dejar de criar enseñando a las niñas a esperar ser salvadas y a los varones a ser héroes y eternos “rescatistas”.
Podemos dejar de criar diciendo a las niñas que su único objetivo en este mundo es ser bonitas, amables y pasivas.
Podemos dejar de criar a los varones para ser fuertes, celebrar su brutalidad y bajó ningún concepto expresar su llanto.
.
.
Podemos dejar de criar a las niñas para que “todo lo soporten y todo lo perdonen” en nombre del amor.
Podemos dejar de criar a los varones bajo la idea de que les aceptaremos todo con tal de que nos quieran.
Podemos dejar de criar a las niñas para satisfacer los deseos ajenos y decir siempre que si.
Podemos dejar de criar a los varones para ser atendidos, mimados, complacidos y decirles que si dicen que no “en realidad quieren decir que sí”.
Podemos dejar de criar a las niñas para que sean si o si madres, como destino de completud de la vida.
Podemos dejar de criar varones que busquen “susanitas” y mujeres que solo sepan cuidar en el ámbito de lo doméstico.
Podemos dejar de hiper sexualizar las infancias con ropas adultas y de preguntarle a niños y niñas si “ya tienen novio o novia”.
Podemos dejar de repetirles que “si te pelea te ama”, naturalizando la idea de que la agresión es parte de la pareja.

.
.
Es hora de que empecemos a cambiar estás pautas de crianza que sólamente aumentan la brecha de desigualdad entre los géneros y que abonan la idea de que “tener pareja le da sentido a la vida y por amor todo se puede perdonar y todo se puede tolerar”.
Es hora de que enseñemos que la pareja es solo una forma más de vínculo, no la única imprescindible ni un fin en la vida de nadie.
Es hora de que les enseñemos que el amor puede tener muchas formas, que es mucho más amplio que la hetero norma y que es imprescindible que implique respeto y el placer mutuo.
Es hora de educar en la cultura de la ternura y el cuidado mutuo. Para ser pareja debe existir también la libertad personal y estar juntxs no significa co dependencia.
.
.
¿Qué más te gustaría enseñar a tus hijos e hijas en este día?
Fotografia: Bored Panda.

Baño compartido entre hermanos

En casa bañamos a ambos hermanitos juntos ¿Está bien? Muchas familias ante la llegada de un hermanito o hermanita comienzan a bañar a ambos a la vez.
Las razones son múltiples : escasez de tiempo (para algunos baño conjunto es “matar dos pájaros de un tiro”), para que vivan el juego en el agua o porque así cultivan su vínculo.
.
.
Si bien los primeros meses puede ser más práctico, sí pensamos en la educación sexual integral en casa, debemos tener en cuenta que puede ser confuso el mensaje.
Si decimos que los genitales son partes intimas, que sólo las pueden ver cuidadores de confianza  para asistirnos en el cambiado/higiéne, conviene no naturalizar la exposición.
Otra de las cuestiones a tener en cuenta es que puede que ambos hermanitos desde la curiosidad sana y esperable, quieran explorar los genitales ajenos. Muchas veces intentan tocarlos o se muestran muy pendientes observando, indicadores de que debemos suspender la práctica del baño conjunto y comenzar a contruir la noción de intimidad y privacidad. Es importante explicar que no tocamos los genitales ajenos y que respetamos el cuerpo de otros.

.
.
Obviamente es importante tener en cuenta la edad y también diferencia de edad. No es lo mismo proponer un baño conjunto en la primera infancia (de 0 a 5) que hacía la pubertad.
¿Y respecto del sexo? No es un factor en si mismo determinante en la decisión, pero si es a tener en cuenta que puede favorecer más la curiosidad ante lo distinto. En ese caso, si surgen preguntas las responderemos llamando a las partes intimas siempre por su nombre: pene, vulva, ano.
.
.


¿Qué hago? ¿Dejo de bañarles juntos?
Esto es decisión de cada familia.
De ninguna manera es motivo de dejar de disfrutar del agua, ya que bien pueden bañarse con traje de baño‼️.
A medida que crecen (hacía los dos años) conviene empezar a instaurar el baño como espacio de privacidad, y que está practica sea sólo ocasional.
.
.

Lic. Carolina Mora
Ilustración: @jaeilustra♥️

Baño compartido con hijos o hijas

¿Hasta que edad conviene bañarme con mi hija? Está es mi opinión profesional y busca informar no juzgar a las familias.
Cómo siempre les digo, la ESI desde la casa comienza desde el nacimiento.
En relación al baño, son muchas familias las que optan por hacerlo con el bebé o son mamás que están solas, pero es importante que sea con el debido respeto hacia el cuerpo de nuestro bebé y resguardando el contacto con nuestras partes genitales. Si amamantas se entiende que le sea familiar ver tus pechos, así que tranquila con ello.
.
.

¿Hasta cuándo el baño conjunto? Con @sexologia.actual coincidimos en qué vamos a trabajar en incorporar la privacidad paulatinamente. Desde el día cero vamos a explicarles que hay partes que son íntimas y que nadie debería ver o tocar (más que ellos mismos), salvo para asistirles en la higiene. Vamos a llamarlas por su nombre: pene, vulva, cola o ano y explicarles que otras personas tampoco pueden mostrarles sus partes íntimas ni pedirles que se las toquen.
.
.
.
¿Cómo enseñamos el concepto de intimidad si nosotros como ma/padres exponemos? Ser coherentes y consistentes porque no solo aprenden de lo que decimos, sino de lo que hacemos. Si buscamos preservar de la genitalidad adulta entonces conviene no exponernos desnudos. Esto es parte del respeto hacia ellos y tambien de darles herramientas para identificar posibles situaciones de abuso sexual.
A medida que crecen conviene ir identificando el baño como espacio de intimidad (claro que seguiremos estando fuera para asistir).
Si el niño/niña o sus cuidadores se sienten incómodos, también es señal de que debemos suspender el baño conjunto
.

.
¿Qué pasa si me pide bañarse conmigo? Si bien es conveniente que esto sea en situaciones excepcionales, podemos hacerlo cubriendo nuestros genitales con malla o ropa interior. De esta manera seguimos disfrutando el momento compartido y a la vez preservamos y enseñamos intimidad.
.
.
¿Y si nos ven por accidente/ intromisión ( por ej en el baño haciendo pis)? También puede suceder cuando somos las únicas cuidadoras a cargo. Es lógico.

Explicamos! Lo sucede, que es algo íntimo y que el va a poder hacerlo solo cuando esté listo o lista. Naturalizamos sin exponer.
.
.
¿Cómo se manejan ustedes? Cuéntenme!
#esidesdelacuna #esi #maternidad #paternidad

Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com

Varones y ESI

“Deja de llorar no seas maricon” escuché decir varias veces en mi vida. Cuando nació mi primer hija vendía portabebes y un papá le dijo esto a su bebé de 6 meses. Si, ya a los 6 meses muchos varones crecen escuchando esta frase.
.
.
Los varones vienen de generaciones de llantos silenciados, de angustias reprimidas y emociones ocultas. No tienen permiso para expresar emoción porque son acusados de “maricones”, no tienen permiso para demostrar afecto porque son “pollerudos”, no tienen permiso para demostrar miedo porque sino son “cagones”, no tienen permiso para mostrar ternura porque se los acusa de “flojos”…
.
.

¿Qué efecto tienen años y años de silenciamiento?
Los varones tienen el mandato de mostrarse fuertes, valientes, duros y racionales. La trampa del patriarcado los apresa a ellos también, dejándolos con unas pocas opciones limitadas de la misma cara del machismo.
¿Qué hacen la mayoría de los varones con sus emociones?
Se las guardan.
Las transforman en síntomas, en problemas cardíacos, dermatológicos, en trastornos de ansiedad.
Muchas veces las transforman en agresión porque eso sí tienen permiso para manifestar.
.
.
Las emociones no dependen de los genitales ni del género.
Enseñemos a todes que sentir es válido, que es sano reconocer que nos pasa y poder expresarlo sin dañar a otres.
Lloramos, reímos, nos enojamos, nos enamoramos y tenemos miedo porque somos personas.
.
.
¿Alguna vez le dijeron algo así a tu hijo ?

Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com

ESI para el placer

¿Te acordás esas charlas de “sexualidad” de tu adolescencia?
¿Las que se daban por separado mujeres de varones y nos regalaban toallitas?
¿Esas que te decían como prevenir embarazos y ETS?
¿ALGUNA VEZ TE HABLARON DEL PLACER?
.
.
La educación sexual de la que partimos fue deficiente.
Nosotres la recibimos desde la pubertad, hoy sabemos que empieza #esidesdelacuna como me gusta decir.
La nuestra estaba centrada en prevenir enfermedades y embarazos. Hoy sabemos que la ESI empieza por conocer nuestro cuerpo, nombrar a los genitales por su nombre, cuidar nuestro cuerpo y también el de los demás. Hoy la ESI es una herramienta que ayuda a niños, niñas y adolescentes a identificar abusos y pedir ayuda.
.

.
A nosotres nos hablaban de educación sexual hetero normativa: vulva con pene. Hoy la ESI apunta a la diversidad, a que podamos vivir la sexualidad con libertad y sepamos por ejemplo cómo cuidarnos si tenemos sexo entre dos mujeres usando el campo de látex.
En nuestra adolescencia a las mujeres nos socializaron para el placer del varón, nadie nos hablo del clítoris y de masturbación cómo parte de la salud. No nos enseñaron a reconocer nuestros genitales con un espejo (en muchos casos nuestra ginecóloga conoce más nuestra vulva que nosotras).
Nos enseñaron que el fin de la menstruación es la reproducción, cuando es un indicador de salud y ser madres es una decisión personalisima.
A ellos, en cambio, los socializaron para el auto placer y además les dijeron que si la mujer decía que no, en realidad era un “si encubierto”.
HOY la ESI nos enseña la importancia del acuerdo explícito en las relaciones sexuales, no alcanza con el consentimiento.
.
.
HOY tenemos la posibilidad de brindar una ESI desde casa y desde la escuela como herramienta de empoderamiento para las nuevas generaciones.
¿Estás brindando educación sexual a tus hijos e hijas? ¿Te preocupa el tema?
.
.
Si tenés vulva recomiendo seguir a @centro.freya y @tatiespabol que tienen info super poderosa. Y este bello libro de @sexologia.actual para infancias 💪

Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com

Está boca es mía

¿Esta “bien” besar en la boca a los niños y niñas?
.
.
Aclarando que como profesionales no es nuestro rol ser jueces ni decir si está bien o mal determinada práctica de crianza, siempre que no implique violencia o vulnere derechos, acá les comparto una reflexión supervisada por las genias de @sexologia.actual
En nuestra cultura el beso en la boca es aquello que identifica a las relaciones de pareja/eróticas.
En otros países en cambio es una práctica cultural habitual que se da entre los miembros de una familia, una especie de código de confianza que se extiende incluso en la adultez.
.
.

Ante la pregunta de si besar o no en la boca a nuestrxs hijxs está bueno preguntarnos: ¿Por qué hacerlo?
Habiendo tantas otras formas de demostrar cariño y de crear códigos de intimidad ¿Por qué la boca?
.
.
Considero importante enseñarles que la boca también es una parte íntima.
Explicarles a nuestros hijos e hijas que nadie puede besarlos en la boca y tampoco pedirles que les besen la boca o cualquier parte íntima es parte de la educación sexual integral y la prevención del abuso sexual.
Es cierto que niños y niñas pueden querer imitar los besos que nos ven darnos entre adultxs, en la pareja y lo pueden proponer como un juego, incluso con sus pares.
Aún así es buena idea transmitir este concepto y ser consistentes respetando su boca como una parte íntima también.
.
.
Por otro lado, los pediatras recomiendan evitar dar besos en la boca a niños y niñas ya que los exponemos al contacto con bacterias de la boca de los adultxs, o al contagio de virus como el herpes por ejemplo.
.
.
Cómo en cualquier otro aspecto de la crianza como profesionales transmitimos información, luego es un decisión familiar.
➡️¿Ustedes tienen la costumbre de besar en la boca a sus hijxs? ¿Lo hacían sus ma/padres con ustedes?

Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com

Autoexploración y masturbación infantil

Muchas familias me consultan preocupadas por qué observan a sus peques tocarse los genitales.
Esto genera mucha ansiedad y desconcierto en los adultos, ya que no tenemos asociada la idea de sexualidad a la infancia.
.
.
La sexualidad nos acompaña durante toda la vida, desde el nacimiento. Nuestro cuerpo se constituye psíquicamente a través del encuentro amoroso y placentero con el cuerpo de nuestros cuidadores. A través del contacto de caricias, mimos, la lactancia y el cuidado cotidiano el bebé va construyendo su esquema corporal.
.

.

A medida que va creciendo comienza a identificar las partes de su cuerpo, sus zonas erógenas, aquellas que le dan placer. La boca es la primera de ellas, gracias a ella se alimenta y conoce el mundo. La piel es una superficie que le permite experimentar placer y más adelante descubrirá que sus genitales también son fuente de sensaciones placenteras.
Muchas veces podemos observar como los bebés se tocan y juegan con sus genitales, en una actividad de autoexploración

.
.
Cuando van creciendo muchas veces la curiosidad es mayor y aparece la masturbación.
Aquí nos sentimos desconcertados y puede generarnos mucha incomodidad.
Es importante saber que está actividad de exploración es esperable en infancia y es saludable. Todas las personas tenemos un cuerpo que reconocer y conocer y no es signo de ninguna perversión.
.
.
Si conviene tener en cuenta que debemos enseñarles el sentido de la intimidad y la privacidad. Hablar de los genitales por su nombre (vulva, pene), explicarles cuáles son sus partes íntimas y que sólo ellxs mismos pueden tocarselas (salvo situaciones en que necesiten asistencia por higiene de parte de alguien de su confianza).

Contarles que es natural que quieran descubrir su cuerpo, que sientan placer o sensaciones agradables pero que deben hacerlo en privacidad, es decir solxs.
Se puede explicar que pueden estar en su cuarto o durante el baño, pero que no es algo que se deba mostrar ni compartir con otras personas (prevención del abuso sexual). Si por la edad es necesario que estén siempre con nosotros (por ejemplo a los dos o tres años) podemos alejarnos físicamente para darles privacidad.
.
.
Generalmente si se les habilita está exploración suelen autorregularse. Cuando esto no sucede y observamos la necesidad de masturbarse de forma compulsiva, sin discriminar momento, el lugar y sin que le importe ser visto por otras personas, si la actividad de exploración es el interés principal del niñx, si interfiere en su capacidad de socializar o jugar, si reproduce situaciones de la sexualidad adulta son pautas de que debemos consultar.

Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com