?Existen las “buenas madres?

No tenes que ser una “buena madre”
Esa que hace siempre por y para los demás
La que sigue lo impuesto para evitar ser criticada
.
.
No tenes que ser una “buena madre”
La que se ata bajo el mandato de “perfección”
La que sacrifica sus deseos, sus pasiones y su individualidad.
.
.
No tenes que ser una “buena madre”
La que sigue manuales de crianza escritos por otros.
Esa que siempre siente que se equivoco y que no alcanza estándares de “éxito” ajenos.
.
.
No tenes que ser una “buena madre”
La que vive atormentada por el fantasma de la culpa.
La que se castiga por usar pantallas para poder tener minutos de silencio, por no cocinar lo suficientemente saludable, por ese grito que se escapó en medio de un desborde, la que no dió teta o dió demasiada, la que trabaja demasiado o pasa demasiado tiempo con ellos, la que es muy firme o muy permisiva…
.
.
No tenes que ser una “buena madre”.
Ahora más que nunca, surfeando la Pandemia atravesada por la recarga de cuidados…
Sé la madre que puedas ser.
Con tus “fallas”, tus desbordes, tus angustias, tus miedos, tus sueños, tus deseos latiendo bien fuerte, tus momentos de tormenta y tus aguas en calma…
Se la madre que puedas ser, con tu historia a cuestas, tu contexto, tus posibilidades y tú red de sostén.
Se la madre que puedas ser, mirando a tu hijo o hija.
Se la madre que puedas ser con honestidad, con lo espontáneo y con lo que estás trabajando para sentirte más en paz con vos misma.
Recomiendo mucho el libro “La madre que puedo ser”, Ed.Paidos.
Ilustración de @this.
.
.
¿Te críticas y sentís culpable como mamá?

La mala madre

La mala madre no existe
La buena madre tampoco
Existimos las madres “a secas”.
.¿Quien puede sancionar como bueno o malo? ¿Con que autoridad? ¿Desde que teoría o paradigma de lo que “se debe o no hacer”?
¿Con que expectativas tenemos que cumplir?
.
.

La mala madre no existe
La conducta que es mala para unos puede no serlo para otros (obviamente dejando por fuera el maltrato y la negligencia ma/parental).
¿Estamos libres de producir daño criando?
¿Estamos libres de cometer “errores”?
¿Estamos libres de arrepentirnos de nuestra decisiones?
Claro que no. Criar es una tarea tan importante, una responsabilidad tan inmensa que es imposible no equivocarnos.
.
.
La buena madre ¿Existe? ¿Quien te dice buena madre?
¿El afuera, el pediatra, la maestra, la vecina? ¿O es tu hije que te mira con amor, que se consuela en contacto con vos, que te pide upa, te abraza y cuando crece te cuenta sus problemas?
.
.
La mala madre y la buena madre son los mitos más instalados del patriarcado, tanto como que la mujer solo se completa siendo madre. Son formas de control, a través de la culpa y el sacrificio. ¿Se preguntaron alguna vez por qué nadie habla tanto del “buen padre o mal padre”?
Las madres tenemos emociones y conductas sancionadas como “malas” y “buenas” a la vez.
Las madres sentimos en escencia ambivalencia hacia el vínculo con nuestros hijes.
Las madres somos personas, así a secas.
No somos heroínas, no somos santas, no somos putas, no somos las mejores.
Somos las que somos.
Las que podemos ser.
Ojalá más cerca de la que cada una quiere ser.
.
.
Recomiendo mucho leer “La madre que puedo ser”, Ed. Paidós.

Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com