Una toma a la vez

“Una toma a la vez”
Le dije hace unos días a una mujer que acompaño.
Ella estaba muy angustiada porque su beba mostraba dificultades para prenderse al pecho, se arqueaba, parecía que “rechazaba” la teta. Su mamá lo vivía con temor a que se destete y angustia. Si bien tienen una lactancia mixta desde el principio, se daba cuenta que para ella era importante poder seguir dándole pecho.
.
.

Muchas veces la lactancia tiene momentos difíciles y oscuros.
Es más común de lo que pensamos que al principio cueste que los bebés aumenten de peso y se prendan de forma efectiva.
También es muy común que existan etapas en las que la lactancia nos parezca un desafío inmenso: los brotes de crecimiento son etapas de máxima demanda en los que lxs bebés piden más pecho y hacen tomas más caóticas. Asimismo a medida que crecen es común que se distraigan mucho más con el entorno y se prendan y suelten con frecuencia, lo cual lógicamente puede resultar molesto.
Luego, el desafío del destete, tanto si es por deseo materno como si es el bebé o niñe quien lo motoriza, en momento de duelo y transformación.
.
.
Si estás pasando por alguna de esas situaciones u otras más inimaginables, además de consultar con una puericultora que trabaje en equipo con su pediatra y PSI Perinatal (ideal la interdisciplina), repetite como mantra: “UNA TOMA A LA VEZ”.
A veces nos ponemos metas enormes “dar lactancia exclusiva los primeros 6 meses “dar la teta dos años o más” (y obvio que son las recomendaciones de la OMS y son válidas y necesarias) pero pueden hacernos sentir mucho agobio.
“UN DIA A LA VEZ” y verás a dónde te lleva está lactancia.
.
.
¿Vivieron dificultades? ¿Cómo las atravesaron?

Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com

Lactancia mixta

Lactancia mixta también es lactancia
Son muchas las que tienen que recurrir a la fórmula durante la lactancia
La mayoría debido a dificultades en el aumento de peso de sus bebés, la mayoría por indicación de sus pediatras. Aunque también hay algunas mujeres que deciden hacer lactancia mixta por otros motivos (ej porque retornan al trabajo y prefieren no extraerse).
Acompaño a muchas mujeres en conjunto con pediatras y puericultoras y cuando se da esta situación no es raro que experimenten una intensa angustia.

Los primeros tiempos, la indicación de complementar con fórmula suele experimentarse de forma negativa.
Muchas mujeres sienten que es una derrota la lactancia mixta.
Muchas se sienten inadecuadas, culpables y hasta malas madres.
Muchas se embarcan en una lucha interminable, muchas veces sumamente desgastante y estresante, por lograr la lactancia exclusiva.
Aquí no quiero que se mal entienda. Cómo profesional de la salud soy promotora de la lactancia materna, pero trabajando en salud mental siempre me parece importante priorizar la salud mental materna, porque sin cuidar de ella, no hay teta que alcance para sostener a ese bebé. Es importante que lactancia, si bien es difícil y no está libre de generar conflictos, sea también un encuentro de disfrute para la diada. Nutrir tanto física pero por sobre todo emocionalmente el vínculo.
Por eso me preguntó ¿Qué será una lactancia “exitosa”? ¿Acaso hay una sola forma de vivir la lactancia?
Hay tantas lactancias como personas que dan teta, mujeres y bebés.
Algunas dan solo teta. Otras teta y fórmula. Otras teta y complementan con leche materna. Otras teta primero y fórmula después. Otras a veces fórmula primero y luego teta. Y así podría seguir.
Lo importante es que en la lactancia, así como en otros aspectos de la crianza, puedas construir tu propia forma. La que a vos y tu bebé les venga mejor, la que puedas. Porque entre los fundamentalismos y el idem, están las personas.
Si estás atravesando dificultades y es tu deseo amamantar, consulta con una puericultora. Ahora no te castigues, harán lo mejor posible.
La mejor mamá para tu bebé siempre sos vos.

Lic. Carolina Mora

Lactancia materna

Dar la teta para mí es difícil, es agotador y es una experiencia increíble. Implica una entrega inmensa. La mayoría de las veces no se parece en nada a la públicidad de Natalia Oreiro. La mayoría de las veces siento que tengo un pequeño Hannibal devorandome con unos ojos llenos de una mezcla exacta de ternura y desesperación.
.
.

Amamantar no es facil: establecer y sostener la lactancia materna en el contexto en que vivimos es un desafío.
Conocernos con nuestros bebés en la mayoría de los casos en contextos de separación o violencia obstétrica, volver a casa sin contar con redes continentes y con la pareja presente solo por tres dias de licencia, sostener la lactancia luego de la vuelta al trabajo sin lactarios y con una licencia muy corta es realmente una osadía.

PH Cande Baroni

.
.
Si tuviera que decir que representa la lactancia para mí diría que es una forma de vínculo que elijo por deseo.
Amamanto por elección, porque es la forma que conozco y en la que puedo no solo de alimentar sino de consolar, mimar y conectar con mis bebés.
.
.
Se que la lactancia materna es la fuente de alimento que tenemos como especie y es la herramienta de la fisiología para asegurar nuestra supervivencia.
También se que hoy no es la única forma en que podemos alimentar a nuestros bebés y que ¡por suerte! existe la leche de fórmula como alternativa cuando el amamantar no es posible o no es deseado por la mujer.
.
.
Se que hay muchas formas de lactancia, muchas formas de nutrir física y emocionalmente a nuestros bebes. Ninguna es más valiosa que la otra y hay tantas como mujeres y bebés sobre esta tierra.
.
.

PH Cande Baroni

La mujer que decide amamantar no sólo necesitará información, paciencia y perseverancia sino también apoyo de los profesionales de la salud, sostén y cuidados de su red de contención, en todas las etapas de la lactancia. .
.
El inicio y establecimiento de la lactancia puede ser complejo, la mujer madre está recién conociéndose con ese pequeño ser que es su bebé, familiar y extraño a la vez, y (re)conociéndose en su función e identidad materna.
Tanto si ya pasó por la experiencia de amamantar como si no lo ha vivido aún, el primer mes de vida extrauterina es la etapa en la que el bebé recupera el peso de nacimiento y comienza a adaptarse progresivamente a vivir de este lado de la piel. La demanda es intensa, mientras va aprendiendo a leer e interpretar las señales que le envía su bebé. Esta etapa requiere chequear la prendida y corregirla en caso de ser necesario para evitar grietas, amamantar con frecuencia (a libre demanda del bebé) y mucho contacto corporal. .
.

PH Tamara Costanzo
Contar con una red que brinde apoyo y contenga emocionalmente es balsámico. Que en ocasiones también colaboren con tareas concretas de la casa como el cuidado de otros hijos si los hay, cocinar u ordenar suele ser muy bienvenido. La presencia, el sostén y la participación activa de la pareja es un factor protector para esta diada. .
.
Contar con otras mujeres que estén atravesando experiencias similares, que puedan escuchar sin juzgar, compartir vivencias y acompañar en las decisiones cotidianas, se hace necesario y enriquecedor. .
.
No olvidemos que el proceso de destete también es parte de la lactancia, ¡y suele ser muy movilizante! Transitarlo no es sencillo y en esta etapa también se hace fundamental contar con apoyo e información. Aquí nuevamente la tribu, la familia, y sobre todo la pareja, puede contener y acompañar a la díada, cuyo vínculo se encuentra en plena metamorfosis, y tomar relevancia en el cuidado y las actividades compartidas con el niño o la niña.

Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com