Temor a estar a solas

“No quiero estar sola, mamá acompáñame”
Esto es lo que más escucho en estás últimas semanas.
Me cansa, me enoja de a momentos, quisiera no tenerla de sombra…
Intento hacer el esfuerzo de entenderla, de empatizar con ella.
En medio de todo este caos mundial y personal…¿A quien de nosotros no nos gustaría tener la compania constante de alguien que nos brinde amparo y seguridad?
.

.
Estamos en “modo supervivencia”. ¿Que significa? Que se activan las necesidades más primarias, más primitivas: descanso, alimentación, higiene, apego y (acá añado yo) esparcimiento. Si. Esto explica por qué nuestros hijos e hijas manifiestan mucha más necesidad de contacto en estos tiempos.
A más estrés, más búsqueda de contención por parte de las figuras de apego.
No es un “retroceso”, no es un capricho, no son patológicamente dependientes: es una respuesta esperable a un evento inesperado y completamente anormal como es esta bendita Pandemia.
.
.
Bebés, niños y niñas reclaman satisfacer estás necesidades primarias, pero nosotres, adultos y adultas también las tenemos. En “modo supervivencia” actúa el estrés crónico y el alerta casi constante que arrastramos hace meses. Es por eso FUNDAMENTAL que nosotres también busquemos satisfacer estás necesidades primarias. Y (chocolate por la noticia) puede ser más que difícil cuando estamos cumpliendo tareas de cuidado continuo. Recuerden siempre la metáfora del avión: si hay que utilizar máscara de oxigeno, debemos empezar por ponernosla primero nosotros, para luego poder brindar asistencia.
.
.
¿Sentís que estás en modo supervivencia? ¿Cómo están tus necesidades y tu autocuidado?

Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com

Dormir fuera de casa

Alrededor de los 2 y medio fue la primera vez que mi hija fue dormir con sus abuelos.

Ella esta muy acostumbrada a estar a cuidado de ellxs, disfrutaba mucho visitarlos y pasaba largar horas y paseos mientras mamá y papá nos tomábamos un recreo.
Y un día nos animamos. Queríamos dormir una noche de corrido y dispersarnos un poco. Le explicamos que se quedaría a dormir con sus abuelxs, que podía dormirse con cuentos o canciónes, que dormiria en la cama grande y al otro día la iríamos a buscar.

🌼 Aceptó contenta y lo repitió todo el día que dormiria con abue. Toda una prueba para nosotrxs confiar en que podría, dejamos los teléfonos en sonido toda la noche y cada tanto mandabamos mensajes pidiendo fotos. A la mañana siguiente recibimos una como esta

💜 Si bien la peque en el medio de la noche se acordó de nosotrxs y pregunto, se sintió contenida por sus abues que le explicaron que cuando salga el sol estaríamos buscándola.

😊 Hoy con 4 y medio se queda casi una vez por semana, lo disfruta y lo pide. A nosotrxs nos da un recreo o tiempo para ocuparnos de otras cuestiones. ¡Y ya se animó a piyamada de dos amiguitas también!
Si vas a probar que tu peque duerma con algún familiar o persona de confianza te sugiero:

💚Que sea alguien en quien primero confíes mucho y te dejé tranquilx a vos.
💚Que tu peque le conozca bien y ya hayan pasado mucho tiempo juntos o con mucha frecuencia. 💚Anticiparle como será el día con esa persona y cuando la iran a buscar
💚Que sepa que pueden hablar por teléfono, mandarse fotos y que si es necesario le irás a buscar.

Lic. Carolina Mora

01155641995

Mail lic.carolinamora@gmail.com