Cuando te enfermas

Es imposible escaparle a la angustia cuando te enfermas
Verte tiradito, sin ganas y con dolor
Saber que te sentís mal y no tengo una varita mágica para curarte me duele.
A pesar de que se que hago todo lo que puedo para reconfortarte me siento impotente.
Cuentos los minutos que pasan entre un vómito y el siguiente, una fiebre, el alivio momentáneo, vuelve a subir…
Marco los días que durá tu malestar en el calendario, porque pongo en pausa mi vida.

Voy al médico buscando confirmar que no es nada grave, que es pasajero, que sos un bebé sano pasando por un momento invitable de su infancia….
El miedo a que tengas algo que no podamos detectar, a que subestimen tus sintomas, siempre está.
Trato de repetirme que no es así.
Trato de mirarte y devolverte paz.
Trato de contenerte, de abrazarte, mimarte, de nutrirte con mi amor y si puedo con mi leche …

Que duró es cuando no puedo amamantarte, cuando veo que devolves hasta mi leche me angustia…
Acá está mamá para acompañarte a qué mejores, para que vuelvan a ponerse rosaditos tus cachetes, para que la risa de vuelva a escuchar en toda la casa 💜

.

Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .