El mito del instinto materno

¿Las mujeres nacemos con un instinto para ser madres? ¿Por ser mujeres venimos destinadas para cuidar y criar bebés? ¿Maternar se nos da de forma espontánea? ¿Si me costó entender a mi bebé vengo fallada?
.
.
La definición de la palabra instinto es: “Conducta innata e inconsciente que se transmite genéticamente entre los seres vivos de la misma especie y que les hace responder de una misma forma ante determinados estímulos.” Según esta concepción todas las mujeres, por serlo, deberiamos saber cómo amamantar, cómo cuidar bebés, y además hacerlo de la misma forma. ¿Creen que esto es así?
Si hubiera instinto, no habría conflicto ya que de forma “inconsciente” y “natural” sabríamos qué hacer y cómo. Fin.
.
.
Desde la antropología y la psicólogia han investigado acerca del “instinto materno”.
En palabras de la psicóloga Ana Fernández: El concepto de instinto materno es un mito propio de la era moderna, que se basa en la creencia de la maternidad como algo natural siguiendo la ecuación “mujer=madre”. Esta concepción le adjudica a la mujer un “saber natural y la inhibe de expresar sentimientos negativos o ambivalentes respecto a su hijo/a”. Como verán si una mujer siente que la maternidad le cuesta, si “no se enamoró a primera vista” de su bebé, si no cumple con el mandato de “sentir el instinto materno”, entonces es probable que sienta muchísima culpa.
.
.
Es cierto que contamos con un bagaje hormonal que favorece el apego, aún así en los seres humanos no podemos hablar de instinto, ya que si bien pertenecemos a la categoría de mamiferos (porque tenemos mamas) creamos la cultura y desde ella nos regimos por el interjuego entre deseos y normas. Si no hay deseo (que puede estar antes del embarazo o gestarse junto con el bebé) no alcanza para maternar.
.

.
La maternidad es una construcción que cada una hace desde su historia, su vivencia actual, sus experiencias previas y sus recursos. Es un proceso singular y subjetivo, atravesado por las normas culturales y el discurso colectivo.
Cada una materna como puede y (ojalá) como desea.

.
.
En psicología perinatal decimos que a nuestro bebé hay que adoptarlo, aunque lo hayamos gestado. Es decir que siempre ese bebé es un ser extraño en definitiva: debemos aprender a conocerlo, leer sus gestos y sus necesidades. El vínculo madre/hijx no está dado de entrada, sino que se construye.
De ahí que es posible sentirnos mamá de un hijx que no parimos por ej o que también sea posible abandonar al que gestamos porque no lo inscribimos como tal simbólicamente. Aquí verán que el deseo es fundamental para constituirnos maternantes.
.
.
Dejemos de creer que hay una forma de vivir LA maternidad: hay maternidadeS. Diversas y (ojalá!!) empoderadas.

Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .