Refugio puérpero en Pandemia

…Si eres una madre reciente y tienes cada día y cada noche que cuidar a tu criatura, cuida de ti también. Te animo a que te protejas no solamente quedándote en casa, sino estando atenta a lo que entra en tu hogar, las noticias, los mensajes, los audios, las conversaciones, para que elijas conscientemente aquello que te hace bien, lo que te da energía y fuerza para tu momento.

Soy consciente de que, en estos tiempos, lo que menciono es casi una heroicidad, que no vivir el miedo es sencillamente difícil. Pero recuerda que tú eres afortunada, que tú y tu bebé podéis estar inundados de oxitocina y de momentos de tranquilidad y amor constantes que te llegan a través del vínculo con la criatura.

Si puedes, disfruta, intenta no perderte entre las redes y las estadísticas, procura aislarte del mundo exterior y vivir en tu tiempo lento, húmedo, calentito y balbuceante.

Querida madre puérpera, deseo de corazón que puedas hacerlo, que te olvides un poco del mundo y construyas el vuestro propio dentro de tu cueva. Ese espacio íntimo y único que hacéis entre vosotros dos puede ser un lindo amortiguador en estos tiempos de caos, puedes aislarte sin culpa. No es tiempo de luchar, no es momento para ti de estar en la trinchera. Te toca intentar disfrutar de tu puerperio hermoso y merecidísimo, maternar con todo el placer que puedas para aminorar la huella de este susto que vivimos a base de hablar con tu bebé, de dar besos, mordiscos, y acurrucarte horas y horas a su ladito.
Feliz encierro puérpero.

Esther Ramírez Matos
Instituto Europeo de Salud Mental Perinatal

Si te sentís sola, podés pedir ayuda

Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com

Semana mundial del parto respetado 2020

Cambio de escenario. Cambio de planes. El mundo cambio
Sin dudas no será el parto soñado
Incluso muchas no están viviendo el embarazo como lo deseaban.
“Nadie conoce la panza”
” Mi mamá y mis hermanas solo la vieron por foto”
“Va a nacer mi bebé y no la han sentido moverse”
“Este embarazo lo busque tanto y ahora no puedo compartir mi alegría con mis seres queridos”
“¿Cuando nazca la van a poder ver las abuelas?”
“¿Cómo voy a encontrar el sistema de salud el día del nacimiento?”
“Tengo miedo que me apuren el parto y que me obliguen a parir sola”
Gestaciones atravesadas por muchas preguntas y pocas o cambiantes respuestas.
Más temores de lo esperado y más intensos. Hoy más que nunca se vuelve cierto que el parto es en si descontrol.
No podemos controlar lo que suceda ese día.

Si podemos intentar anticipar algunas variables, las pocas que estén en nuestras manos.
Tenemos una ley, tenemos la posibilidad de armar un plan de parto y de pensar alternativas.
Si, nuestra decisión debería ser respetada. Eso nos dice el lema de esta semana.
Sabemos que aún así, no siempre lo es. En tiempos de Pandemia la violencia obstetrica está a la orden del día.
No es tu culpa. No sos vos o tu bebé quien falla. Ojalá tu parto y el nacimiento de tu bebé sean lo mejor posible. Ustedes harán un trabajo en equipo. No olvidemos cuál es el foco: celebrar el encuentro al otro lado de la piel. Hay experiencias que no deberíamos o elegiríamos atravesar. Aunque sabemos que se puede elaborar y reparar.
Cómo dice @iboneolza, tenés toda la vida para disfrutar de tu bebé.
Hoy comienza la Semana mundial del parto Respetado. Si estás leyendo y trabajas con embarazadas, sos familiar o amiga, se oreja para escuchar y hombros para abrazar, pero nunca juzgues sus elecciones o sus circunstancias.

Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com