Papá también

Papá también…

Papa también puede calmar, consolar y contener…
Sus brazos envuelven y sostienen, me hacen sentir seguro.

Papa también puede secar las lágrimas y acompañar en el sueño mientras me lleva en el fular con canciones y nanas…

Papa también sabe alimentar, con sus manos ofrece frutas, ofrece mamaderas de leche tibia y hace las comidas más ricas.
.
.
Papa también cura, rodea con sus brazos y su balanceo calma mis dolores y mis miedos.
.

.
Papa también es mi lugar de seguridad, es mi figura de apego. Con el se que estoy bien cuidado y será capaz de todo por protegerme.
.
.
Papa también es divertido, me hace caras, morisquetas que hacen que me ría como nunca y te extrañe mucho menos.
.
.
Papa también sabe cuidarme. Aunque a veces le de miedo al principio, puede quedarse solo conmigo y aprender a disfrutarme.
De chico no le enseñaron a cuidar, entonces a veces le cuesta más, porque teme.
Teme no saber, equivocarse, no estar preparado. Teme no hacerlo tan bien como vos. Teme no ser suficientemente bueno para esta tarea. Teme porque no tiene tetas no saber cómo calmarme.
Pero anda mamá, déjanos un ratito. Confía, dejale el espacio para aprender un poco más cada día, para equivocarse conmigo, seguro no será nada grave. Anda sin miedo, no estoy solo.
Estoy con papá.

Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com