Comunicado de psicólogas

COMUNICADO
Como profesionales licenciadas en psicología con orientación clínica y formación específica en salud mental perinatal e infanto-juvenil, activistas en materia de derechos sexuales y (no) reproductivos, militantes de los derechos de las infancias, docentes y comunicadoras con perspectiva de género, REPUDIAMOS LAS PALABRAS DE MELINA BRONFMAN, en su publicación del 30 de noviembre de 2021, en referencia al asesinato de Lucio Dupuy.
Es ofensivo, incorrecto y culpabilizante esgrimir que el niño no pudo pedir ayuda ya que había naturalizado la violencia desde su nacimiento. Las víctimas no naturalizan las violencias, las padecen. Confundir esto es grave, al igual que lo es transmitir como mensaje que si los bebés no nacen de acuerdo a lo que entendemos como ideal, no podrán reconocer las violencias ni defenderse frente a ellas. Sabemos la importancia que tiene el nacimiento y el primer tiempo de vida para el desarrollo psíquico; también sabemos que esas marcas no constituyen un destino, en tanto las interacciones tempranas, el establecimiento de vínculos saludables, los cuidados y las crianzas tienen efectos positivos duraderos para el desarrollo psíquico.
Como profesionales de la salud mental, nos posicionamos en contra de las violencias hacia las infancias, incluyendo aquella que se ejerce al momento del nacimiento, pero entendemos que la forma de visibilizarlo y desnaturalizarlo no es a través del sensacionalismo ni de generar angustia en las familias usuarias del sistema de salud. NO HAY PUNTO DE COMPARACIÓN POSIBLE CON LO SUCEDIDO CON LUCIO, donde hemos fallado como sociedad para detectar, intervenir y proteger.
Preocupadas por la liviandad con la que se abordan situaciones de enorme complejidad psicosocial, las profesionales firmantes nos negamos a guardar silencio ante discursos que no hacen más que reproducir las violencias que pretenden combatir.


Agustina López Seoane, MN 49633
Aldana Belén Díaz, MN 73135, MP 85689
Andrea Sol Szpektor, MN 44758, MP 96954
Ayelen Padin, MP 62844
Bárbara Vivaldi, MP 8387
Beatriz Campos de Diago, MN 44565
Camila Menendez Toro, MP 3690
Carolina Mora, MN 51676
Carolina Naddeo, MN 44800, MP 95145
Carolina Vandam, MN 27769, MP 99023
Catalina Porras, MN 52175
Catalina Quiroga, MN 61413
Cintia González, MP 96897
Elizabeth Meneses Cantero, MN 66546
Estela Chardon, MN 45650
Fernanda Kluguer, MN 51639
Fernanda Meques, MP 73486
Gabriela Verónica Blasco, MN 41710
Gisela Gorla, MP 9319
Gonzalo Escandón, MN 64457
Guillermina Diebel, MN 73081
Ileana Contrera, MN 42050, MP 83141
Irina Poletti, MN 55823
Irina Saal, MP 7107
Irina Szkolnik, MN 53980
Isabel Staib, MP 0852, MN 65393
Ivana Elisabeth Miranda, MN 40785
Ivana Moyano, MN 37057
Jorgelina Fejgielman, MN 48326
Julia Dorin, MN 56725
Lic Julieta Zaina, MN 46322
Laura Mūller, MP 82863
Lorena Rey, MN 60413
Lourdes Gelay, MN 51722
Lucía Brienza, MP 3627
Luciana Kunin, MN 64.191
Lucila Morini, MN 56985
Lucila Raffo, MN 66275
Ludmila Onorati, MN 70056
Luján Rossetto, MN 45356
Malena Cruz, MN 46586
Manuela Álvarez, MN 66132
Marcela Fabro, MN 6565
María Agustina Capurro, MN 69748
María Bárbara Wolcoff, MN 59919
María Belén Guinda, MP 47118
María Belén Leguizamón, MP 5847
María Lucía Bameule, MN 68791
María del Rosario Salas, MN 56241, MP 98267
María Florencia Aprei, MN 57075, MP 84200
María José De la Penna, MP 55881
María Paula Cavanna, MN 18103, MP 91139
María Paula Klein, MN 45106
María Paula Roberto, MN 44737
María Soledad Mendoza, MP 8265
Marianela Sixto, MN 42906
Mariela Cacciola, MN 34904
Marisol Anahí Toledo, MN 53011, MP 83791
Melina Luján Leonardi, MN 42038
Melisa Effter, MN 62738
Milagros Ferraro, MN 32278
Nadia González Mendy, MN 30958
Nadia Karpenco, MP 61918
Nadia Marques de Almeida, MN 57537
Nancy Gil, MN 56609
Natalia Diaz Juszkiewicz, MN 57408
Natalia Soledad Liguori, MN 47600, MP 96341
Noelia Meza, MN 68732
Pablo Sierra, MN 42737 MP 72387
Paula Córdoba, MP 8675
Patricia Suklje, MP 472
Sandra Paoloni, MN 58310
Soledad Díaz Benito, MN 40253
Soledad Fuentes, MP 54009
Soledad Siri, MN 54292
Verónica Santesteban, MN 40207, MP 94410
Victoria Fogliatti, MN 44972
Yanina Laura Mandarino, MN 56042

Interpretaciones salvajes

«¿No será que no pudiste parir porque te cuesta soltar?
«Tu bebé rechaza la teta porque no estás conectada»

«No será que no quedas embarazada porque realmente no lo deseas lo suficiente»

«La desregulación de tu hijo es por la herida que le causó nacer por cesárea»

«La alergia de tu bebé es porque tú leche es mala»

«Quizá tú bebé sentía que no era bienvenido…» (Dicho a una mamá que estaba en duelo gestacional).
.

Estás palabras salieron de la boca de profesionales y (no) profesionales de la salud que trabajan con madres y familias en etapa Perinatal.
Muchas de esta frases (y otras de todos los colores y niveles de crueldad) no fueron dichas en contextos terapéuticos y fueron lanzadas al aire sin saber si la persona tenía un espacio para poder elaborar el peso de esas palabras. Suenan a juicio, a interpretar lo que le sucede a otra persona sin saber quién es, cuál es su contexto, cómo son sus creencias, desconociendo su realidad interna…
Estás frases son dichas la mayoría de las veces en contextos inapropiados, incluso exponiendo a la persona bajo la mirada de otras, a veces incluso en redes sociales …
.
.

Estás frases son interpretaciones salvajes.
Las dice generalmente una persona que detenta un lugar de saber o de poder (personal de salud, docentes, familiares cercanos) que hace uso del mismo de forma iatrogenica o negligente, difundir conceptos/teorias con carente sustento científico. La iatrogenia es aquella intervención que si bien intenta hacer un bien en realidad genera más daño.
Lamentablemente esto es moneda corriente en distintos espacios terapéuticos pseudo terapéuticos.
Por eso debemos tener mucho cuidado en quién confiamos y a quien dirigimos nuestras consultas.
Si sentís que no encontras alivio en un espacio terapeutico (tradicional o no), entonces puede que no sea el espacio para vos. Si podés seguí buscando porque vale la pena que encuentres a quien te acompañe a tu medida.
.
.
Este también es un llamado a la conciencia a las personas que trabajan con mujeres madres y familias. Seamos más amorosas, más cuidadosas, responsables y respetuosas de las realidad psíquicas y emocionales de las personas, que además se encuentran en momentos de extrema vulnerabilidad.
.
¿Te dijeron algo así?