Carta a mi hija y a la puérpera que fui

Amarte fue desearte, pensarte, imaginarte aún sin siquiera sentirte.
Amarte fue planear tu nacimiento, querer regalarte el mejor día, que sea una fiesta debienvenida.
Amarte fue atravesar los dolores, sabiendo que te traían a mi, que eras vos que hacías fuerza para nacer.
Amarte fue pujar por verte, disfrutar el éxtasis de la calma y sentirte en mi pecho, tan frágil y poderosa a la vez.
Amarte fue darte mi alimento, con la paciencia de no saber cómo, con el miedo de no poder, con la molestia de las primeras grietas, pero con tus ojos como faros iluminando mi espíritu y diciendo “mamá es todo lo que necesito”.
Amarte fue volver a casa, sentirnos sostenidas por el abrazo de papá y sus cuidados, fue aprender que cambiar pañales no es una ciencia, pero si lo es intentar ocuparme de mi higiene, alimentación y apariencia con una recién nacida en el pecho.
Amarte es saber que todas esas cosas que ocupaban mi mundo y parecían imprescindibles simplemente, dejaron de importar.
Amarte es saber que ni el coche ni la cuna, mis brazos, mis pechos, nuestra cama, son el lugar más seguro.
Amate es saber que ni el pediatra, ni tus abuelas, ni los especialistas en crianza, ni libros ni otras personas sabían que era lo mejor, sino que sólo nosotras íbamos descubriendo juntas que necesitábamos.
Amarte es verme en el espejo y no reconocerme, por un largo tiempo, es sentir ajenas personas, momentos que eran cotidianos. Es descubrir un mundo nuevo donde “yo” ya no es primera persona y “ella” pasa a ser todas. Es re descubrirme mujer, mamifera, poderosa, nutricia y sentir la necesidad más imperiosa de rodearme de otras como yo. Es amigarme con mi feminidad, con mi linaje.
Amarte es también sentirme agotada, por momentos melancólica respecto de mi vida antes de ser mamá, es extrañar mi libertad, es sentirme sola y sin ayuda. Amarte es buscar nuevas compañeras, espacios de sostén.

Es aceptar que mi ideal respecto a la maternidad no coincide con lo que vivo, es llorar por eso y sentirme mala madre pero a la vez verte crecer y saber que mucho de lo que hacemos juntas esta bien. Es aprender a ser más flexible con las expectativas, a juzgarme menos, a ser más compasiva.
Amarte es sumergirme en esta tormenta hormonal, donde la marea sube, baja y se aquieta con frecuencia, es agradecer este momento revelador de mi existencia.
Amarte es verte crecer, verte feliz, notar que otros también pueden cuidarte y lo disfrutas, que podes prescindir de mi alimento por horas. Verte despedirte de mi con una sonrisa, verte dormir en otro sitio que no son mis brazos, verte disfrutar y amar a tus abuelos, tus tíos y sentirme segura de que ellos sabrán cuidarte. Amarte también es soltarte, quedándome cerca al comienzo, vos sabes que podes volver a mi siempre, luego alejarme un poquito más para dejarte explorar el mundo con tu pequeña gran sabiduría.
Amarte es recuperar las ganas de arreglarme, de estar a solas con papá, de trabajar o hacer algo que me guste, algo para mi. Es volver a tomar algo con amigas, es re encontrar algo de esa mujer que fui, es integrarla con esta madre que soy.
Amarte es querer un mundo mejor para vos, es la angustia mirando el noticiero, es el miedo de que sufras y no poder impedirlo.
Sobre todo, a pesar de todo y gracias a todo, Amarte es confiar. Confiar en que lo vas a poder todo, en que sos un ser de luz y la fortaleza esta en vos. Confiar en que sabes, en que llegaste a este mundo con un saber y que mi misión es, simplemente, tomarte de la mano y guiarte para que algún día puedas hacerlo sola.

Carolina Mora
Psicóloga

Mail lic.carolinamora@gmail.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .