Tu hijo rechaza bañarse?

Siempre le encantó bañarse y hace días no quiere saber nada. ¿Qué hago?
Generalmente coincide con la etapa de los “No”, “Yo”, “mío”.
Empiezan a ser más conscientes de su autonomía y menos flexibles a las propuestas del entorno.
En esa etapa también empiezan a vivencia la potencia de su propio cuerpo.
Toman más registro de sensaciones placenteras y displacenteras.
Empiezan a nombrar el frío o el calor.
Se auto exploran más.
Puede que empiecen a incomodar con el cambio de pañal.
No quieren sacarse la ropa pero cuando lo hacemos prefieren andar desnudos por la casa.
Están empezando a registrar aspectos de su control de esfinteres.
También puede pasar cerca del ingreso a primaria, cuando consolidan la autonomía sobre sus cuerpos y pueden decir claramente sus preferencias.
.
.
Como vemos, es una etapa esperable.
¿Qué hacer? Dependiendo de la edad:

Podemos proponer el baño como un juego.
Hablar mucho sobre el cuerpo, nombramos sus partes y les ayudamos a entender qué es estar sucio y limpio.
Podemos ver libritos sobre el baño.
Podemos jugar a bañar muñecos, autos, etc.
Invitamos a tomar contacto con el agua, sin sumergirlos, por ejemplo mojando objetos, para que de a poco se animen a mojarse.
Podemos meternos juntos al agua (usando malla adultxs).
Podemos jugar con burbujas o colorante para el agua.
A nosotros nos ayudaron mucho las piezas de goma eva para pegar en la bañera.
Mientras dura está etapa podemos espaciar la frecuencia de los baños pero no evitarlos.
Tener mucho cuidado con mojarles su cabeza, ya que suele ser fuente de angustia y miedo el agua en los ojos.
.
.
Les aseguro que dura un tiempo, pero también pasa y vuelven a disfrutar del baño.
¿Lo vivieron en casa? ¿Cómo lo atravesaron?

Lic. Carolina Mora

Mail lic.carolinamora@gmail.com