Burlas entre niños/niñas

“Mamá, mis amigas me están burlando” me dijo mi hija una mañana.
CHAN.
Vieron esa frase: “hijos pequeños problemas pequeños, hijos grandes, problemas grandes”.
Acá no se trataba de algo que YO como mamá, pudiera cambiar o controlar para que mi hija se sienta mejor. No dependía de acostarla en otro horario, acompañar sus berrinches o cocinar más saludable.
Ahora se trabaja de lo que mi hija sentía respecto a OTROS vínculos, con otras personas.
.
.
En ese momento pensé, rápidamente.
¿Qué le digo?!!!! ¿Que las ignore?, ¿Que les devuelva la burla?, ¿Que le avisé a su maestra?, ¿Hablo yo con las mamás? AYUDA!!!!
No hay libros que hablen de estás edades. Errores vamos a cometer.
Respire hondo y pensé.
Por un lado ¡Que bueno que me haya contado lo que siente! Eso habla de la confianza y la seguridad que siente conmigo.
.
.
Entonces le pregunté que hizo ella y me dijo que les pidio que no la llamen así porque no le gustaba.
¡Bien!
Pero no le hicieron caso 😱
Le dije que la entendia, que a mí de chica también me habían cargado por mi apariencia y no me había gustado.
Hablamos de que hay personas que se equivocan y creen que eso es divertido, pero si alguien la está pasando mal HAY QUE PARAR.
Le propuse ideas de como abordar el tema: decirle a las mamás, que ella hablé con las niñas o desactivar la burla. Le conté que hay colectivos de personas que toman esas palabras que les dicen para herir y las reinvidican con orgullo: marica, travesti, etc.
Ella decidió mandar un mensaje de WhatsApp al grupo de amigas, para que escuchen con las mamás pidiendo que no le vuelvan a decir así. .
.
.
¿Qué hubieran hecho ustedes en mi lugar?